Tiempo de lectura: 3' 0'' No. de palabras: 341

Uno de los tres niños internados en el hospital Roberto Gilbert con diagnóstico de meningitis permanece aislado en la Unidad de Cuidados Intensivos. Su cuadro clínico es severo, según Enrique Valenzuela, director técnico del pediátrico.

El pequeño de 7 años sufre inflamación de la meninge, membrana que cubre el cerebro. La infección, causada por la bacteria meningococo, se proliferó por su sangre provocando septicemia, lo que podría afectar otros órganos.

Para verificar si se trataba de la bacteria, a los tres pacientes, todos estudiantes de una escuela de Mapasingue Oeste donde se reportó un brote de la enfermedad, se les extrajo líquido cefalorraquídeo para un análisis.

Los resultados fueron positivos a meningitis y luego corroborados por análisis del Instituto Nacional de Higiene (INH). Carmen Pesántez, jefa del área de Bacteriología del INH, indicó que identificaron la bacteria neisseria meningitidis o meningococo.

Los otros dos niños hospitalizados evolucionan mejor. Uno es tratado en la Unidad de Cuidados Intermedios del pediátrico, con terapia de antibióticos. El otro está en observación en una sala.

En Mapasingue, la escuela donde se detectó el brote el lunes continúa cerrada. Siete Equipos Básicos de Salud (EBAS), conformados por un médico y un promotor de salud, recorren las casas de los alumnos de primero, segundo y tercero de básica, grados en los que se identificaron los casos.

Sócrates Pozo, jefe del Área de Salud No. 10, del Ministerio de Salud, descartó nuevos casos en los 90 niños que están en observación. Indicó que la terapia preventiva con antibióticos ha sido efectiva, pero los padres deben estar atentos a cualquier síntoma.

Fiebre, dolor de cabeza, intolerancia a la luz y somnolencia son algunos síntomas de meningitis. Mónica Martínez buscó ayuda médica. Su hijo Oswaldo, de 10 años, estudia en el plantel donde surgió la emergencia y presentó síntomas gripales. Los médicos descartaron que sea meningitis.

Califique
2
( votos)