Tiempo de lectura: 4' 10'' No. de palabras: 687

La comunidad científica internacional se plantea dos enfoques para lograr una cura del sida, basada en las increíbles historias de un reducido grupo de personas que fueron capaces de superar la enfermedad, según investigadores reunidos en Washington.

A pesar de los avances en el tratamiento de millones de personas con medicamentos antirretrovirales, los expertos dicen que hallar la cura de esta pandemia es más importante que nunca. Esto debido a que la tasa de infecciones del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), causante del sida, está superando la capacidad de medicar a los enfermos.

“Por cada persona que inicia la terapia antirretroviral, otras dos nuevas se infectan con el VIH”, dijo ayer Javier Martínez-Picado, del Instituto de Investigación de Sida IrsiCaixa en España.

Las declaraciones las efectuó durante la XIX Conferencia Internacional del Sida que se celebra esta semana en la capital estadounidense.

Aunque curar el sida sigue siendo una perspectiva lejana, Martínez-Picado dijo que los científicos ahora pueden imaginar una cura desde dos perspectivas diferentes: erradicando el virus del organismo de una persona o persuadiendo al organismo para que controle el virus por sí solo.

El caso más extraordinario de curación aparente se ha visto en un estadounidense de unos 40 años, Timothy Ray Brown, también conocido como el “paciente de Berlín”, que era VIH-positivo y desarrolló una leucemia.

Brown necesitaba una serie de complejas intervenciones médicas, incluyendo radiación corporal total y dos trasplantes de médula ósea que provenían de un donante compatible.

Este donante tenía una mutación en el gen CCR5, que actúa como puerta de entrada para permitir el VIH en las células.

Las personas sin el gen CCR5 parecen ser inmunes al VIH debido a que, en ausencia de esa puerta, el VIH no puede penetrar en las células.

“Cinco años después del trasplante, (Timothy Ray Brown) sigue sin terapia antirretroviral y no ha tenido un rebote viral”, dijo Martínez-Picado.

Según el experto, este podría ser el primer paciente aparentemente curado de una infección de VIH del que se tiene registro”.

Sin embargo, aunque el caso ha proporcionado a los científicos amplias vías para la investigación de terapias génicas en el futuro, el proceso que parece haber curado a Brown conlleva un alto riesgo de muerte y toxicidad.

Martínez-Picado dijo que este tipo de intervención es tan compleja y arriesgada que no sería aplicable a gran escala .

Otro grupo de gran interés es conocido como los “controladores”, o personas cuyos organismos parecen ser capaces de evitar la infección del VIH.

Dentro de ese grupo están los “controladores de élite”, que dan VIH positivo, pero no parecen tener el virus en la sangre, incluso sin tratamiento.

Los investigadores estiman que puede haber unos pocos cientos de personas con estas características en el mundo.

Por otro lado están los “controladores postratamiento”, o personas que comenzaron la terapia de manera temprana y son capaces de detenerla sin que ocurra un rebote del virus.

Entre un 5 y 15% de personas infectadas con VIH están en esta categoría, según expertos.

Más detalles sobre un grupo de “controladores” en Francia, conocido como 'Cohorte Visconti' serán divulgados en la conferencia esta semana.

Diane Havlir, copresidente de la conferencia y profesora de medicina en la Universidad de California en San Francisco. Estados Unidos, dijo durante el encuentro que “ahora hablamos de posibles soluciones científicas de una manera que talvez no hacíamos hace unos años”, dijo.

Algunos datos

Actualmente  hay más de dos millones de personas en América Latina y el Caribe que son portadoras del virus, una cifra mayor que en Estados Unidos, Canadá, Japón y el Reino Unido combinados.

Uno de los problemas  más graves de los infectados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en América Latina y el Caribe es el acceso a antirretrovirales, dijeron ayer expertos en la XIX Conferencia Internacional del Sida en Washington.

Califique
2
( votos)