Tiempo de lectura: 2' 44'' No. de palabras: 405

Más de 500 trabajadores de la Cruz Roja marcharon ayer seis kilómetros, desde la plaza Simón Bolívar, en el centro de Quito, hasta el Ministerio de Salud, en el norte.

El objetivo de la caminata fue pedir que se respeten sus derechos laborales en el proceso de transición de los bancos de sangre de la Cruz Roja al Estado.

El Ministerio de Salud asumió la gestión de los 29 bancos de sangre a mediados de junio. La Cruz Roja, que ha gestionado el sistema de sangre desde 1948, entregó los inventarios de las unidades de sangre el 1 de julio, pero no ha seguido procesando y despachando la sangre como siempre.

Rubén Varela, presidente de la Asociación de Empleados de la Cruz Roja Ecuatoriana, dice que están trabajando con la incertidumbre de no saber qué va a pasar con su situación laboral.

El viceministro de Salud, Nicolás Jara, que inició la transición de los bancos de sangre, no se ha pronunciado sobre la situación laboral de los trabajadores de la Cruz Roja. Lo único que ha adelantado es que va a aumentar hasta 130 los puntos de distribución de la sangre y que va a construir un nuevo hemocentro en Guayaquil, para procesar la sangre en ese sitio y en la capital.

Son 283 trabajadores de la Cruz Roja que claman respeto por sus derechos laborales.Varela asegura que hasta ahora nadie les ha dicho qué va a pasar con ellos.

La marcha de los trabajadores, que lucieron la camiseta azul distintiva de la Cruz Roja, hizo una parada en la Asamblea Nacional, donde solicitaron una reunión con Irina Cabezas, vicepresidenta del organismo, pero no consiguieron su objetivo.

La segunda parada fue el Ministerio de Salud, donde el Viceministro recibió a una delegación de cuatro personas (Rubén Varela, María Gloria Kraljevih,Geovanna Collaguazo y Ricardo Jiménez). Lamentablemente el representante del Ministerio abandonó la reunión debido a un viaje y dejó que la subsecretaria de Planificación, Carina Vanse; la directora de Medicina Transfusional, Natalia Mosquera; y un asesor jurídico, escucharan sus planteamientos. La única respuesta de la Cartera de Estado, que se publicó en su cuenta de Twitter, fue que se reconoce la amplia experiencia de los trabajadores de la Cruz Roja y se tomará en cuenta en el proceso de selección para los cargos del sector público.

Califique
2
( votos)