Tiempo de lectura: 3' 45'' No. de palabras: 564

El proyecto para el fortalecimiento del Ministerio de Salud Pública (MSP) en el Sistema Nacional de Sangre no “establece meta alguna”, según el nuevo equipo técnico que lleva adelante el Programa Nacional de Sangre (PNS), de esta Cartera de Estado.

Dicho proyecto fue aprobado por Senplades en junio del 2011 y su ejecución se extiende desde esa fecha hasta diciembre del 2014 y opera bajo la responsabilidad de la Subsecretaría Nacional de Gobernanza de la Salud Pública, a cargo de Francisco Vallejo.

El 19 de agosto, este Diario publicó un informe en el que se dijo que el país no está cumpliendo con la meta de llegar al 100% de donación voluntaria, compromiso adquirido en la 48º Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en octubre del 2008 y previsto dentro de la propuesta inicial.

Según el MSP, la meta de implementar un plan nacional de donación voluntaria se introdujo en junio del 2012 por el nuevo equipo técnico del PNS y el logro de dicho plan se medirá después de completar su implementación en diciembre del 2014.

De acuerdo con los informes del anterior equipo, liderado por el ex viceministro Jara, para llegar al 100% de donación voluntaria se armaron equipos de colecta de sangre en las siete zonas en las que se dividió el país.

También se realizó un estudio in situ de cuáles eran las necesidades reales de cada unidad médica del MSP y se buscó donantes voluntarios en empresas.

La propuesta inicial partió de las cifras del 2010, que señalan que el 1,2 de la población ecuatoriana dona sangre y que la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es del 2% al 5%. Pero el MSP señala que la OMS en su página web, el 14 de julio del 2011, indica que: “…bastaría la donación de un 1% de los habitantes para satisfacer en general las necesidades básicas de sangre segura de un país”.

El MSP reconoce, además, que de los USD 59,7 millones presupuestados para el Programa de Seguridad Transfusional se asignaron USD 19 731 441,42 millones, dinero que por la escasa capacidad de gasto y administración no se ejecutó y, en diciembre del 2011, el Ministerio de Economía y Finanzas lo retiró, en perjuicio de la población ecuatoriana.

Esta Cartera también resaltó que las 66 personas contrata-das para las siete zonas del país, desde noviembre del 2011, tuvieron un costo mensual de USD 93 692,56 y, por ocho meses de trabajo, el rubro total fue de USD 749 540,48, pero sin “resultados visibles”.

Durante su tiempo de labores se colectaron menos de 3 800 unidades de sangre, de las que 2 500 se recolectaron en Pichincha y las demás en Guayas, Manabí, Imbabura y Chimborazo, entre febrero y mayo del 2012. En Loja y Azuay no hubo recolección de sangre.

El costo unitario de la recolección de unidades de sangre fue de USD 193,62 sin contar con el procesamiento en bancos de sangre privados. Solo el Hospital Metropolitano ha solicitado el pago de USD 42 448 por el procesamiento de 2 024 componentes sanguíneos.

A partir del 21 de mayo del 2012, el MSP decidió cambiar al personal para fortalecer técnica y administrativamente el programa que, según esta Cartera, tenía serias deficiencias en su ejecución. Todavía está pendiente el pago de salarios de los empleados contratados anteriormente.

Califique
2
( votos)