Tiempo de lectura: 3' 36'' No. de palabras: 543

El Ministerio de Salud cuenta con una fuerza de trabajo extra: los 500 médicos devengantes de becas de posgrado. Se trata de los profesionales de la salud que recibieron un extinpendio mensual para hacer su especialización y que deben trabajar en hospitales públicos durante tres años para devengar becas.

Hasta ahora han sido considerados servidores públicos, pero los contratos de este año pretenden borrar esta distinción. La jurista Liliana Roldán representa a un grupo de 45 médicos que han terminado su posgrado y que no han podido llegar a un acuerdo con el Ministerio de Salud.

La queja de la abogada es que estos médicos ya no estarán bajo el paraguas de la Ley de Servicio Público (Losep) y perderán ventajas como el bono geográfico y la oportunidad de cambiar de categoría y mejorar su remuneración.

“Ellos son servidores públicos porque están destinados a trabajar en el sector público. El artículo 229 de la Constitución explica claramente esto”, señala Roldán.

Además, la letrada habla de discriminación porque los profesionales no participaron en la asignación de plazas, que se hizo el 25 de mayo pasado.

Ana Mabel Pinto, directora de Recursos Humanos del Ministerio de Salud, explica que el problema surgió con 77 nuevos posgradistas que debían empezar a devengar la beca. De acuerdo con un pronunciamiento de la Procuraduría del Estado, del 15 de marzo del 2010, los devengantes de beca ya no son servidores públicos. Ante esto el Ministerio de Salud igualó la remuneración de los devengantes de beca al mismo nivel de los médicos especialistas, para ofrecerles el salario de USD 1 590 (servidor público, categoría 7). Además han hecho la consulta nuevamente a la Procuraduría para clarificar si son o no parte de los servidores.

Pinto asegura que la mayoría ha firmado el contrato con el Ministerio de Salud y que se les ha pagado sus haberes atrasados hasta el 10 de julio pasado. Solamente faltarían por firmar tres profesionales que están en Morona Santiago, uno en Sucumbíos y un grupo que se envió a Napo. La justificación que dan en la Dirección de Recursos Humanos es la lejanía.

El Estado, según los registros del Ministerio de Salud, ha gastado USD 40 000 en las becas a posgradistas. Sin embargo, Viviana Medranda, representante de los médicos asegura que suelen recibir entre USD 400 y USD 700 al mes y que ellos tienen que hacer préstamos para pagar las matrículas anuales que bordean los USD 3 600.

Ellos suelen estudiar durante tres y cuatro años antes de conseguir una especialidad que les permita tener mejores ingresos.

La polémica

Un dictamen de la Procuraduría del Estado, de fecha 15 de marzo del 2010, ha hecho que los médicos devengantes de becas no sean considerados servidores públicos. En el momento el Ministerio de Salud ha vuelto a hacer la consulta a esta instancia.

Los posgradistas que han tenido becas del Ministerio de Salud se niegan a perder este beneficio y han peleado para tener un sueldo digno durante los tres años que deben devengar la beca en el sector público.

Califique
2
( votos)