Tiempo de lectura: 3' 42'' No. de palabras: 588

imagen Maribel Flores decidió donar los órganos de su esposo al mismo tiempo que lo dejó partir. “No fue una decisión fácil, pero recordé que me dijo alguna vez que no quería vivir conectado a una máquina y que prefería donar sus órganos. Pensé en eso y también que con la donación de alguna u otra manera iba a vivir”.

Hace un año que Maribel tomó esta difícil decisión, en medio de la presión de sus familiares que le decían que esperara un poco más porque a veces ocurren milagros y de los médicos que explicaban que ya se produjo la muerte encefálica y no había más que hacer.

Dos meses más tarde, el personal del Organismo Nacional de Trasplantes de Órganos y Tejidos (Ontot) le informó que el hígado y los riñones de su esposo salvaron la vida de tres personas.

El personal de los hospitales del país empezó a abordar a más familiares de pacientes, como Maribel, en las salas de espera de terapia intensiva o de emergencia. Su misión es conseguir la donación de órganos para personas que están en las listas de espera. Entre el 2010 y 2011, la Ontot reporta más 800 trasplantes exitosos y en lo que va del 2012, 110. Su presupuesto para este año es de USD 650 000 y cuenta con un proyecto de inversión aprobado por 2,1 millones, que se ejecutará en tres años, según la directora, Diana Almeida. La nueva Ley de Donación y Trasplante, que va cumplir su primer año, dio un impulso a la capacitación. Argentina y España acompañan el proceso. Hay seis ecuatorianos formándose en España, en la Organización Nacional de Trasplantes.

  • Vídeo

Trasplante de órganos

Mire un video con los testimonios de personas que recibieron trasplante de órganos.

Almeida insiste en que el sistema necesita sobre todo de la donación altruista y que se mantenga la condición de donante. Este mensaje cobrará fuerza el domingo 4, cuando el art. 29 de la Ley entre en vigor. Éste indica que residentes y ecuatorianos son donantes, a menos indiquen lo contrario en el Registro Civil, cuyo personal tuvo un año para adecuar sus sistemas informáticos y permitir el intercambio de información con la Ontot. A partir del próximo lunes las personas que no quieren ser donantes pueden acercarse al Registro Civil.

La expectativa de la Ontot es que todos sean donantes para ayudar a las más de 500 personas en espera de un órgano. Los riñones son los más buscados; actualmente hay 5 000 pacientes en diálisis, pero no todos pueden recibir un trasplante. Además, del 4 al 7% de las muertes que se producen en hospitales pueden ser donantes. En febrero pasado hubo 9 donantes en Quito, pero solo 8 pasaron las evaluaciones.

Almeida defiende el costo beneficio de este procedimiento. “Son alternativas eficientes para países pobres, mejora la calidad de vida y es un ahorro para el Estado”. El costo del trasplante renal está entre USD 22 000 y 25 000, frente a los USD 15 000 que cuesta al año la diálisis. Los hepáticos están entre USD 75 000 y 110 000, según las complicaciones. Estos costos los asume el Ministerio de Salud. Los trasplantes renales y de córneas se hacen en hospitales públicos, pero las intervenciones más complejas se hacen en el Metropolitano, en Quito, y la Clínica Kennedy, en Guayaquil. El Estado compra los servicios a estas entidades y el paciente no paga nada.

Califique
2
( votos)