Tiempo de lectura: 1' 42'' No. de palabras: 282

Nicaragua está a punto de penalizar la transmisión involuntaria del VIH (virus de inmunodeficiencia humana), generando el rechazo de organizaciones que luchan contra la epidemia.

El proyecto de Ley de Promoción, Prevención, Atención, Protección y Defensa de los Derechos Humanos ante el VIH y Sida, propuesto por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), fue aprobado este martes 27 con el voto de 85 de los 92 legisladores de la Asamblea Nacional y se espera que la discusión de sus artículos concluya mañana sábado, en coincidencia con el día mundial de lucha contra la pandemia.

Arely Cano, presidenta de la Asociación Nicaragüense VIH/Sida Gente Positiva, sostiene que la normativa contiene artículos discriminatorios y que violentan derechos de la población afectada.

El artículo 27 establece que "es deber de toda persona con diagnóstico confirmado de VIH o sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), informar de su condición a su cónyuge, compañera o compañero en unión de hecho estable o casual. La omisión a lo establecido en el presente artículo, será considerado transmisión provocada".

“Serán procesadas y sancionadas de acuerdo a la legislación penal vigente, las personas que, de manera dolosa o culposa, practiquen una sexualidad sin ajustarse a lo establecido en este artículo”, agrega el texto.

Cano cree que una legislación así no contribuye a la prevención. “Si tú te hiciste la prueba primero y la otra persona se la hizo después, te puede acusar que vos fuiste la que la contagiaste”, conjeturó. Para Cano, “cada quien es responsable de su relación sexual”.

Califique
2
( votos)