Tiempo de lectura: 2' 10'' No. de palabras: 308

Las paredes de la nueva área lucen recién pintadas, las ventanas son polarizadas y hay tomas de aire y oxígeno. Se recuperaron nueve termocunas. Los familiares de pacientes exigen la apertura del área.

El proceso para declarar bien público a la Clínica Santiago, de Santo Domingo, sigue abierto. Sin ese requisito, el Ministerio de Salud no puede dar paso a la compra de esa clínica, que ofreció en abril, para ampliar la capacidad de atención del Hospital Gustavo Domínguez.

“Hace dos semanas, el Ministro me dijo que en estos días se esperaba superar los inconvenientes registrados”, refirió Patricio Reyes, director provincial de Salud. Él asegura que urge un nuevo hospital en la provincia, pues el actual ya no satisface la demanda.

El Gustavo Domínguez tiene 141 camas y la demanda es de 500. Hace 27 años era un referente cantonal, pero ahora es regional; unas 600 000 personas de Manabí, Esmeraldas, Los Ríos y Santo Domingo acuden en busca de atención.

Ahí se atienden entre 900 y 1 000 pacientes, al día, en consulta externa, emergencias y hospitalización.

Reyes dice que mediante la Emergencia, el Ministerio entregó al hospital público USD 400 000. Pero los cambios que se hicieron de infraestructu-ra, equipos y la nueva área de neonatología costaron unos USD 700 000.

Según Reyes, la diferencia fue asumida por el hospital y esos recursos se les devolverán. La Dirección hizo un estudio de los problemas en centros y subcentros. Los resultados estarán en una semana. “Nos permitirá conocer exactamente cuánto dinero necesitamos para mejorar la atención”.

El Ministro de Salud, David Chiriboga, esta semana dio un balance de la emergencia sanitaria que inició el 10 de enero y aseguró que este año invertirá USD 3,8 millones en las 35 salas de neonatología que existen en el país.

Califique
2
( votos)