Tiempo de lectura: 10' 59'' No. de palabras: 1577

Con la compra de ocho clínicas privadas, el Ministerio de Salud busca descongestionar la consulta externa de los hospitales públicos. José Oviedo, gerente del proyecto Mi Hospital y encargado de las adquisiciones, explica que el 40% de los pacientes que va a las consultas no necesita hospitalización. “La gente pide una cita con su médico y resuelve sus problemas, sin pisar un hospital”, argumenta Oviedo.

En el listado de compras y que ha sido parte de la declaratoria de emergencia sanitaria están la Clínica Santa Lucía y la fábrica de pinturas Wesco, en Quito; el Hospital Millenium, en Ambato; el Hospital del Río, en Cuenca. En Guayaquil está el Centro Madre-Hijo; en Santa Elena, la Clínica Alcívar; En Santo Domingo, la Clínica Santiago. Y en Manta un centro que está en proceso de construcción.

En total está prevista una inversión de USD 65 millones.

Hasta el momento se ha cerrado la negociación con la Clínica Alcívar de Guayaquil, por la cual se pagó menos de USD 1 millón. Y este lunes 26 se notarizarán los documentos de venta de la Clínica Santa Lucía, por casi USD 3 millones, explicó Oviedo.

Estos precios, sin embargo, corresponden únicamente al avalúo catastral de los inmuebles.

El Ministerio de Salud tendrá que invertir en la remodelación y adecuación de los edificios y en el equipamiento.

La Clínica Santa Lucía, con 4 800 metros de construcción, necesitará una inversión de más o menos USD 2 millones para su remodelación y otros USD 2,5 millones en el equipamiento. Todo esto suma un desembolso de USD 7,5 millones.

Cuando la Clínica Santa Lucía esté lista atenderá a los pacientes del Hospital Eugenio Espejo que requieran de consulta, en los 25 consultorios que se adecuarán. Además, habrán cuatro quirófanos y 16 camas de recuperación, para atender las cirugías de este hospital y de la Maternidad Isidro Ayora.

Los trabajos de remodelación, según otra funcionaria del proyecto Mi Hospital, empezarán la siguiente semana porque en el contrato de venta se ha incluido una cláusula que habla de la “ocupación inmediata”.

La otra adquisición en Quito es la Fábrica Wesco, que tiene 10 000 metros de construcción, pero existen problemas con el avalúo catastral, que están demorando la compra.

Según el Ministerio de Salud se escogió esta fábrica por su ubicación estratégica en el norte de la ciudad. Este inmueble será transformado en un centro de trauma, para atender emergencias complejas. Habrá 15 cubículos y una unidad de cuidados intensivos. La inversión será cercana a USD 6 millones, más los costos de remodelación y equipamiento, los cuales suman USD 9 millones.

Punto de vista

Édison Aguilar / Experto

'No se resuelven cosas de fondo'

Si digo que la salud es de todos, la gente va a los hospitales y se encuentra que hay la misma capacidad de hace 20 años. La solución más cercana es que vayan a las clínicas privadas. Eso se llamaba antes privatización. Los fondos públicos se están destinando para mejorar los ingresos del sector privado. Nadie cuenta en qué condiciones se va a comprar o cómo está el equipamiento de estos centros. No se ha planteado otro tipo de salidas, todo ha sido incremento de recursos. Yo creo que se está agrediendo al derecho de las personas al acceso a la salud.

Lo que se está haciendo es una compra de servicios y hospitales, no se resuelven las cosas de fondo, como la organización de servicios y la ubicación de estos.

El Ministerio declaró en utilidad pública el Manta Hospital Center

Manta

Los pasillos de la planta baja del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano de Manta están saturados. La consulta externa y ginecología, en donde hay ocasiones que dos madres comparten una cama, son las áreas de mayor demanda de pacientes.

Para descongestionar este centro, el Ministerio de Salud adquirirá un inmueble de cuatro pisos, conocido como Manta Hospital Center. Está en la av. 40, entre calles 16 y 17, a 80 m del Rodríguez Zambrano.

Esta edificación pertenece a la compañía Promotores Hospitalarios, cuyos accionistas empezaron a promocionar el proyecto, desde septiembre del 2009. Prometía ser una clínica privada de especialidades médicas, que incluía tres etapas, la primera debía estar lista este año.

Actualmente, la edificación está en estructura (columnas, vigas y pocas paredes de bloque).

Antonio Naranjo, uno de los accionistas, dijo a este Diario el 19 de abril pasado que la presunta venta del inmueble ubicado en un terreno de 4 461 m era falsa.

Frente a la negativa, el Ministerio resolvió declarar en utilidad pública el edificio en construcción y fue inscrito en el Registro de la Propiedad de Manta el 25 de julio pasado. Esto consta en una providencia emitida el 8 de julio y está firmada por el Registrador de Manta, Jaime Delgado, Ahí se detalla que la declaratoria tiene como base el Decreto Ejecutivo 332 del 21 de abril del 2010, con el fin de que funcione el Centro Hospitalario Manta del MSP. Y consta que la declaratoria fue ordenada por el Ministro de Salud, David Chiriboga.

El asambleísta Leonardo Viteri cree que el Ministerio está adquiriendo un esqueleto que no está diseñado para suplir los servicios hospitalarios que se necesitan. "Los compran sin tener relación con los requerimientos de la salud pública".

El ginecólogo mantense Hugo Andrade comenta que desde el 2005 se tramita a través del Municipio local la expropiación de un terreno de propiedad de la Cruz Roja, ubicado a 10 metros del Hospital Rodríguez Zambrano. "Necesitamos a gritos un nuevo edificio para la ampliación de clínica materno infantil, nuestra capacidad de ocupación está por 120% cuando la normal sería de 80%", señaló Andrade.

Según el art. 4 de la declaratoria de utilidad pública, "el precio a pagarse por el inmueble en ningún caso podrá exceder el 10% del avalúo municipal". Según la Dirección de Avalúos y Catastros del Municipio de Manta, el terreno estaría avaluado en USD 312 362 y el edificio en construcción USD 577 788. La clave catastral del inmueble es 112 170.

Pero el Manta Hospital Center ya tenía copropietarios. Hay médicos que pagaron hasta USD 14 000 por consultorios valorados entre USD 25 000 y 45 000. También se vendieron 7 locales para farmacias y otros servicios.

El Centro Madre-Hijo serviría para ampliar la atención en consulta

Guayaquil

Es un edificio de 7 pisos, ubicado en la céntrica calle Pedro Pablo Gómez, junto a la Maternidad Sotomayor. El Centro Médico Madre-Hijo está en los planes del Ministerio de Salud para aliviar la saturación en hospitales públicos de Guayaquil.

Específicamente, el inmueble serviría para descongestionar la atención en el pediátrico Francisco de Ycaza Bustamante. El hospital tiene entre sus proyectos la remodelación de la consulta externa. Pero para no afectar a los usuarios durante la construcción, se piensa trasladar toda el área a la clínica que está en negociación.

"La expectativa es que se realice el trámite legal de compra del centro en esta semana, para acondicionarlo. Y en unos 15 días, máximo tres semanas, podremos concretar el traslado temporal de nuestra consulta externa a ese lugar", dijo la directora médica del Hospital del Niño, Patricia Parrales. El Hospital tiene 30 consultorios, que en promedio atienden a unos 700 pacientes por día.

Este proceso de compra ha sido lento. Una semana antes de la consulta popular de mayo pasado, el ministro de Salud, David Chiriboga anunció que la negociación estaba casi lista. En esa fecha el funcionario detalló que la empresa Inmobiliar era la encargada del análisis de los bienes inmuebles que se comprarían como parte de la emergencia, decretada en enero.

El proceso incluía dialogar con los propietarios, analizar la situación legal del bien, pedir el avalúo comercial al Municipio local y tras un visto bueno hacer la declaratoria de utilidad pública. Pero por varios meses el trámite se dilató.

Guillermo Wagner, ex ministro de Salud, es uno de los cuatro propietarios del Centro Madre-Hijo. Explica que el edificio tiene unos 15 años y 1 750 metros cuadrados de construcción. En el espacio se pueden adecuar más de 30 consultorios. Además, cuenta con sala de partos, un quirófano y una sala para postoperatorio.

Según el avalúo municipal el predio tiene un costo de USD 680 000, un promedio de USD 300 por m2, explicó Wagner. Pero espera obtener un mejor valor. "El edificio está prácticamente listo para operar, pero esperamos llegar a un mejor precio. Según las reglas del Ministerio de Salud se toma el avalúo comercial de base más un 10% negociable, pero es muy bajo".

La directora de Salud del Guayas, Rosario Cantos, confirmó el viernes que la negociación ya se realizó. Incluso explicó que pagaron varios impuestos para que empiece a funcionar lo antes posible, ahora bajo la administración del Ministerio.

Pese a que el edificio está en buenas condiciones, Cantos indicó que requiere adecuaciones. Por ejemplo, las habitaciones de hospitalización del lugar serán transformadas en consultorios, recepciones y área de estadística. También trasladarán mobiliario y equipos básicos de laboratorio.

Califique
2
( votos)