Tiempo de lectura: 3' 31'' No. de palabras: 510

Las evaluaciones parciales del segundo trimestre se suspendieron desde ayer en una escuela de Mapasingue Oeste, en el norte de Guayaquil. Por disposición del Ministerio de Salud, las aulas de ese establecimiento particular permanecerán cerradas por una semana luego de que tres alumnos presentaron síntomas de meningitis.

La fiebre, el dolor de cabeza y el vómito fueron los síntomas que dieron la alerta. Los niños estudian en primero, segundo y tercero de básica y fueron ingresados al Hospital Roberto Gilbert.

Tras los primeros análisis se detectó la bacteria meningococo, causante de la meningitis, en uno de ellos. Pero el Instituto Nacional de Higiene (INH) realiza pruebas más especializadas para verificar el diagnóstico. Dos de los pequeños están en observación y otro fue pasado a una habitación.

La mañana de ayer el Centro de Salud del Área nro. 10, en Mapasingue, atendió a 90 niños que estuvieron en contacto con los tres casos. Sócrates Pozo, director del área, explicó que los pequeños deben permanecer en casa.

También les dieron medicación preventiva con rifampicina para los niños (antibiótico) y cicloproxacina para sus padres y maestros. “Lo aconsejable es que los niños permanezcan en espacios abiertos, bajo observación constante”.

La meningitis es una enfermedad caracterizada por la inflamación de las meninges (membranas que cubren el sistema nervioso). Se transmite por vía aérea, al igual que la gripe; los niños y las personas inmunodeprimidas son más susceptibles. Si no se toman medidas a tiempo la bacteria puede proliferarse por la sangre y provocar una septicemia (infección). Si llega a las meninges puede causar daño cerebral.

Ayer, en un pequeño consultorio, la doctora Magna Plata dio charlas informativas a los padres que acudieron con sus hijos para los chequeos. El lavado de manos y evitar el hacinamiento fueron algunas recomendaciones.

“Si le da fiebre, gripe, le duele mucho la cabeza y empiezan a aparecer moretones o manchas en la piel deben venir inmediatamente”, dijo la especialista a Rafael Sánchez y Karen Reyes.

Su hijo Xavier, de 7 años, compartía el salón con uno de los niños hospitalizados. “Estábamos asustados. Nuestro hijo nos contó que el niño estaba bastante decaído, pero con las precauciones todo va a estar bien”, dijo Sánchez.

En tanto que Miguel Tello y Soraya Ortiz llevaron a sus tres hijos a la revisión médica. El menor de ellos, Sebastián, tiene síntomas gripales desde el viernes. “Es por precaución, es mejor tomar medidas a tiempo para evitar problemas”, mencionó Tello.

Los Equipos Básicos de Salud (Ebas) recorren las casas en las zonas del cerro de Mapasingue y cooperativas como la 10 de Enero, donde viven los estudiantes.

El director del Área de Salud nro. 10 pidió a los padres mantener la calma. Explicó que la medicación se suministró a tiempo y que es lo suficientemente efectiva para aniquilar la bacteria.

Califique
2
( votos)