Tiempo de lectura: 1' 18'' No. de palabras: 195

Aquí, una razón más para incluir pescado en nuestra dieta, especialmente las variedades grasas, como la anchoveta o el salmón. Un estudio encontró que las mujeres con una alimentación rica en estos alimentos tienen un 14% menos de posibilidades de desarrollar cáncer de mama.

El omega-3 que contienen los pescados, principalmente los grasos, es el responsable de este efecto, encontró la investigación, publicada por el Diario Médico Británico. Para llegar a las mencionadas conclusiones analizaron los datos de 900.000 mujeres. Entre ellas 20.000 padecían cáncer de mama. Esta información había sido recopilada en estudios previos.

El estudio también encontró que “cada de 0,1 gramos de omega-3 al día suponía una reducción del 5% en el riesgo de desarrollar cáncer de mama”, explica el portal de noticias Huffington Post. Cabe mencionar que, por ejemplo, 100 gramos de salmón contienen 1,8 gramos del ácido graso, mientras que la misma cantidad de sardinas contiene 1,4 gramos de la saludable sustancia.

Cabe mencionar que el omega-3 que se encuentra en vegetales y otro tipo de alimentos no tendría el mismo efecto en la prevención del cáncer.

Califique
2
( votos)