Tiempo de lectura: 3' 48'' No. de palabras: 599

En el 2005, Ramón San Andrés sufrió un accidente que lo condicionó a desplazarse mediante una silla de ruedas. Quedó tetrapléjico y desde ese momento depende de una persona casi todo el tiempo. Entre las actividades que dejó de hacer, y comenta que extrañaba, está la de sufragar.

Hace tres años vio un ‘spot’ de Teleamazonas que anunciaba la Campaña Tienen Derecho a Votar (CTDV) y enseguida se inscribió. Ya son dos procesos electorales en los que Ramón ha sido beneficiario. “Me vienen a ver a mi casa, que queda por Tanda; me llevan al recinto y me regresan, es un gran servicio”, comenta.

San Andrés es uno de los beneficiarios de esta propuesta de Gestión Ecuador. El objetivo es movilizar y prestar asistencia a las personas con discapacidad en los procesos electorales, para que puedan ejercer su derecho al voto.

En el 2006 surgió esta campaña. En la primera edición solo funcionaba en Quito y luego se amplió poco a poco, hasta que en el 2010 se realizó en todas las provincias, hasta en Galápagos.

Este 17 de febrero será la duodécima vez que se impulsa esta iniciativa, que ha estado presente en todos los procesos electorales desde su nacimiento.

Patricia Reyes, coordinadora del proyecto CTDV, explica que la idea surgió por la baja afluencia de personas con discapacidad que se acercaban a votar.

Según el Consejo Nacional Electoral, en el 2006 votaron 20 000 personas con discapacidad, es decir alrededor del 6% de la población total de ecuatorianos con discapacidad.

Mediante otros proyectos en años anteriores, Gestión Ecuador pudo determinar que una de las razones por las que no se acercaban era la movilización. Por eso la iniciativa brinda este servicio de traslado. Los voluntarios que se inscriban pueden tener carro o no. El día de las elecciones se organizan en grupos de tres: un voluntario con auto, uno sin auto y la persona con discapacidad.

Las personas con discapacidad también deben inscribirse como los voluntarios y manifestar que quieren ser parte del proyecto.

Como en años anteriores, para el día de las votaciones la convocatoria será a las 07:30, en la Tribuna de los Shyris, en el norte de Quito. Ahí se arman las duplas que van a recoger a una persona con discapacidad. Para que sea más fácil la identificación del beneficiario, se le pide que desde las 09:00 esté fuera de casa, vista una camiseta blanca y tenga una bandera del mismo color.

Para inscribirse, el ciudadano interesado puede ingresar a la página web www.gestionecuador.org y dejar sus datos: nombre, cédula e indicar si tiene o no vehículo. También puede enviar un correo a: ge@gestionecuador.org o llamar al 255 9534. Las direcciones provinciales del CNE también inscriben a los voluntarios.

Además de los ciudadanos que prestan el servicio de asistencia, hay empresas privadas que colaboran. Dos compañías de servicios médicos prestarán sus ambulancias y un grupo de quiteños que pertenecen al Pitbull’s Tuning Club colaborarán con la movilización, y también está el apoyo de la Policía Nacional.

Alumnos de la Universidad de Ciencias Turísticas, Universidad Tecnológica Equinoccial y Salesiana también se han inscrito como voluntarios.

En el caso de los estudiantes, la ONG les otorga un certificado de cumplimiento de labor social. Los voluntarios que manejen lo vehículos tendrán un salvoconducto para poder movilizarse.

2 500 voluntarios son los que se inscribieron en la última campaña para votar.

Califique
2
( votos)