Tiempo de lectura: 2' 30'' No. de palabras: 381

Las camas hospitalarias que están subutilizadas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Fuerzas Armadas y Policía Nacional en Chimborazo, Tungurahua y Cotopaxi atenderán a pacientes del Ministerio de Salud Pública (MSP), cuyas unidades están saturadas.

Con esta participación se incrementan 300 camas al sistema de atención pública, anunció el presidente de la República, Rafael Correa.

Entre las que se suman al sistema están las del hospital del IESS de Ambato, donde el pasado 17 de junio el Gobierno evidenció que solo se ocupaban tres pisos de hospitalización.

La medida complementa la emergencia sanitaria que se decretó en abril con el fin de satisfacer la demanda que hay en los hospitales públicos, ya que según las estimaciones del MSP, actualmente se dan 36 millones de atenciones anuales en el país.

La participación de otros sistemas de salud se da como parte de un plan que también incluye a clínicas privadas. Estas operarán bajo un tarifario similar que actualmente usan los sistemas de seguridad social de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y el IESS.

Correa aseguró que actualmente hay proyectos pilotos en marcha con clínicas privadas, donde los ciudadanos pueden atenderse a los mismos precios que en centros de salud públicos y que los valores son financiados por el Estado.

Dijo que es lógico coordinar acciones para utilizar la infraestructura de las casas de salud, tanto de los seguros sociales e incluso las clínicas privadas. El objetivo es no saturar la atención en los hospitales públicos.

El ministro de Salud, de su parte, confirmó que se está trabajando en un sistema tarifario para homogeneizar el precio de atención de la salud que abarcará al sector privado.

Esta participación se da en momentos en que el MSP cuenta con un presupuesto de USD 406 millones para la reconstrucción, equipamiento, compra de medicinas, adquisición de hospitales móviles y contratación de personal para hospitales públicos.

Ese dinero, según Chiriboga, también servirá para la adquisición de 90 ambulancias y la construcción de un nuevo hospital en Quito. La meta es reforzar el sistema de atención primaria, que representa el 85% de la cobertura total.

Califique
2
( votos)