Tiempo de lectura: 3' 16'' No. de palabras: 497

En la última revisión que se realizó del Cuadro Nacional de Medicamentos Básicos, que se publicó en el Registro Oficial el 15 de abril, se incluyeron 34 ítems de fármacos.

Pero para esta octava revisión se recibieron 115 solicitudes para que ingresen nuevos medicamentos. Irina Almeida, directora del Consejo Nacional de Salud (Conasa), indica que se incluyen los medicamentos de acuerdo a como el cuadro epidemiológico del Ecuador cambia y se asemeja a un país del primer mundo, con más enfermedades crónicas, afecciones como el VIH/sida y la prevalencia del Helicobacter Pylori (gastritis).

La revisión del cuadro se hace cada dos años y el proceso toma seis meses. Participan las entidades de la red de salud pública, asociaciones de facultades de medicina, gremios farmacéuticos, la Federación Médica Ecuatoriana y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La finalidad del cuadro de medicamentos básicos es racionalizar el mercado. “Hay un montón de fármacos que no sirven para nada y no tiene sentido pagar por los que no son útiles. Por eso se necesita establecer los medicamentos esenciales”, señala Gianni Tognoni, experto en políticas de medicamentos.

Según este nuevo cuadro se efectuará la compra de 1 100 millones en medicinas, a través de subasta inversa y adquisición directa a Cuba.

Para Tognoni, más allá de la subasta, a la que define como una medida técnica y un aspecto marginal, el problema verdadero es garantizar una adecuada distribución. “En Italia hemos tenido que esperar 15 años después de la Constitución, para llegar a un sistema completo, donde todas las personas de todos los rincones tienen acceso”.

Y señala que el gasto en medicamentos no debería ser más del 15% del presupuesto de salud. “Cada vez que ocupa un nivel más grande hay una desproporción. Debería haber más recursos para prevención, capacitación de personal de salud que es menos caro”.

El experto señala que Ecuador tiene más medicamentos que toda Italia, y no es que aquí haya más enfermedades, sino que existe un problema de mercado. “Hay medicamentos que no se pueden usar si no existe un diagnostico efectivo. Se trata de hacer del cuadro básico un paso previo para poner en acción el sistema de salud”. La saturación del mercado se evidencia en la cantidad de farmacias que existen. José Avilés, representante del Ministerio de Salud en la subasta, dice que hay 6 000 farmacias en el país. Esto excede la norma internacional que señala que debe haber una farmacia cada 10 000 habitantes. Lo ideal, para 14 millones de habitantes, serían 1 400 farmacias.

En el mercado de medicinas, además, el gasto local es mínimo. Apenas un 14% de lo que consume es producción nacional. El resto viene de fuera. En 2010 se invirtieron USD 20 600 millones en importaciones de medicamentos, dijo Avilés.

Califique
2
( votos)