Tiempo de lectura: 1' 57'' No. de palabras: 309

En Cotocollao y Guamaní continuó ayer el proceso de vacunación contra el virus del sarampión. A las calles de estos sectores, en el norte y sur de la ciudad, respectivamente, salieron 170 brigadas, compuestas por dos personas.

Según indicó Luis Muñoz, coordinar del operativo, el proceso se realizó con normalidad, hasta el cierre de esta edición (16:00).

En Cotocollao se visitaron a 150 000 habitantes, mientras que en Guamaní se hizo a 87 000. “Las casas en las cuales no hubo nadie, recibirán una nueva visita durante la semana”, explicó Muñoz.

La vacuna se la realiza a los niños que están entre los 6 y 14 años de edad. Solo se requiere una dosis para prevenir el contagio.

Se eligieron estos dos sectores porque se registraron dos casos confirmados y la intención del Ministerio de Salud es evitar un nuevo brote, como el que ocurrió en octubre del año pasado. Por ello, se prevé que los barridos en estas zonas culminarán en estas semanas. “Hasta mañana (hoy), pretendemos cubrir al menos el 85% de las viviendas”, agregó el funcionario del Ministerio.

De paso, solicitó que las personas que hayan hecho vacunar a sus hijos a través de las instituciones educativas, presenten el carné al brigadista para ya no recibir la vacuna. También, recordó que es gratuita y que se la puede recibir en cualquier centro de salud de los barrios.

El Ministerio de Salud pretende contratar a 570 bachilleres en todo el país para continuar con este proceso preventivo, en el lapso de dos meses. “Recibirán información básica para que difundan la necesidad de la vacunación”, explicó Muñoz sobre el plan.

“La ciudadanía debe tomar conciencia de que el sarampión puede ser una enfermedad mortal, que está en nuestro país, latente”, finalizó el funcionario.

Califique
2
( votos)