Tiempo de lectura: 7' 20'' No. de palabras: 1026

El Ministerio de Salud Pública asumirá la gestión de 29 bancos de sangre que hay en el país. Esta tarea lo ha venido realizando la Cruz Roja Ecuatoriana (CRE), de forma progresiva desde 1948.

En los últimos días, los directivos de la CRE estuvieron negociando un nuevo convenio con el Ministerio, pero finalmente se decidió que esta Cartera de Estado asumirá esta responsabilidad.

El hematólogo y recién posicionado viceministro de Salud, Nicolás Jara, recibió al presidente de la Cruz Roja, Juan Cueva, a quien le pidió que entregara los bancos.

Jara explicó que el Ministerio está asumiendo esta nueva tarea, siguiendo el mandato constitucional de que la sangre debe ser gratuita para todos y para esto se busca crear “una red nacional de suministro de sangre segura”.

Este objetivo se realizará en dos fases, que tomarán un año. En la primera se dará prioridad a las mujeres embarazadas y se extenderá la red a los cantones en donde no hay un banco de sangre. La segunda fase se ampliará al resto de la población, sobretodo, a quienes sufran accidentes.

La CRE se ha ocupado de recolectar la sangre, hacer los exámenes pertinentes para garantizar su calidad y distribuirla a escala nacional, tanto a los hospitales públicos como privados.

Pero uno de los factores que generó conflicto con el Ministerio fue el costo de la sangre. El Estado, a partir del 2008 asumió los costos de la sangre que requerían los pacientes en los hospitales públicos, con el fin de cumplir con la gratuidad de los servicios, que ordena la actual Constitución.

Entre el 2008 y 2010 un hemocomponente (elemento en los que se puede separar la sangre) costó USD 43,17, incluido las pruebas pretransfucionales. Pero este año, la CRE solicitó que se incremente el precio a 60,05.

El Ministerio pagó por la sangre, en el 2008, USD 1 286 000 a la CRE, un año después subió a USD 1 451 715 y en el 2010 alcanzó USD 2 461 000.

Frank Weilbauer, ex presidente de la Cruz Roja (2000 y 2002) y hematólogo, explicó que los costos de la sangre en el país son altos, comparados con otros países de la región. Para fijar el precio de la sangre se toma en cuenta el sueldo del personal, a los reactivos que se usan en las pruebas de sangre, el costo de la maquinaria, el valor de los servicios básicos. Sobre esto hay un 20% adicional para que no trabaje a pérdida.

Durante la gestión de Weilbauer, el Estado se hizo cargo de la sangre que necesitaban las mujeres que daban a luz y sus hijos. Esto fue una medida para reducir la mortalidad materna e infantil. La extensión de este derecho a toda la población comenzó en el 2008, con la nueva Carta Magna.

El último convenio de la Cruz Roja con el Ministerio de Salud feneció en diciembre de 2010.

Pero según un comunicado de la Cruz Roja, en julio de 2010, el Ministerio les notificó la decisión de asumir la gestión, administración y operación del sistema de sangre a nivel nacional, decisión que respetan y apoyan.

La falta de personal para asumir esta tarea fue una de las causas para que esta decisión no se concretará. Pero con la llegada de Nicolás Jara al Ministerio, hace una semana se llegó a definiciones .

La fisura de las relaciones entre la Cruz Roja y el Ministerio se evidenciaron durante la celebración del Día del Donante Voluntario de Sangre, que se celebró el 12 de este mes, en el Parque de la Carolina. Personal del IESS y del Hospital Metropolitano participaron en la colecta de sangre. La Cruz Roja no asistió.

El director del la ONG, Juan Cueva, trasmitió un comunicado a las direcciones pronvinciales para avisar del cambio. Pablo Monsalve, director de la Cruz Roja de Cuenca, confirmó que recibió esta comunicación de Cueva, pero que siguen trabajando igual que antes porque el Ministerio todavía no se ha pronunciado.

Frank Weilbauer opina que “el Estado tendría que hacer una buena planificación para no generar desabastecimiento y debería hacerse cargo de los médicos y técnicos para garantizar la calidad de la sangre”.

Alberto Narvaez, vicepresidente del Colegio de Médicos, en cambio, cree que “no habrá mayor problema, son procedimientos estandarizados y el Ministerio tiene una buena infraestructura para desarrollar pruebas”. Se requiere un presupuesto para las pruebas que descarten enfermedades como VIH o la hepatitis. La Cruz Roja hacía unas 14 pruebas para entregar sangre confiable.

Aún no se conoce a cuánto ascenderá el presupuesto, pero en este se incluirá el costo de unidades móviles para la colecta de sangre. “Esto será lo único que evite el desabastecimiento”, dijo Jara. En este momento, Jara afirmó que están en un proceso de transición.

La cronología

Primer banco

En 1948 se crea el primer banco de sangre de la Cruz Roja Quito. A partir de 1986, se encarga a esta ONG ela responsabilidad en la recolección y distribuición de sangre.

La Ley de Salud

En 2006, la Ley dice que el Ministerio es responsable de la Política Nacional de la Sangre. Hay 29 de Cruz Roja y los del IESS, del H. Militar, dela J. de Beneficiencia de Gquil. y Solca.

La Constitución

En 2008 se refuerza el principio de gratuitad de la salud y el Ministerio de Salud se hace cargo de la sangre que necesiten los pacientes que van a ser operados en algunos hospitales públicos.

Para madres

Desde 2001, las mujeres embarazadas y sus hijos no pagaban por las unidades de sangre que recibían. Este convenio se firmó entre la Cruz Roja y el Ministerio de Salud para reducir la mortalidad.

Otro convenio

El 28 de marzo de 2008 se firmó un convenio para que el Ministerio financiará la construcción del hemocentro de Quito y comprará la sangre a un precio de USD 32,06.

Último convenio

El último acuerdo entre Cruz Roja y Ministerio fue que entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2010, la unidad de sangre costaría USD 43,17. Esto se mantuvo hasta esta semana.

Califique
2
( votos)