Tiempo de lectura: 2' 4'' No. de palabras: 308

La moderna estructura del Hospital Universitario sobresale a un costado del kilómetro 23 de la vía Perimetral. La casa de salud, dirigida por la Universidad de Guayaquil, cumplió el pasado miércoles siete años de creación. Y justo en este último aniversario afronta una fase decisiva: el Ministerio de Salud quiere asumir su administración para dar atención médica a la zona noroeste, uno de los sectores más poblados de Guayaquil.

El pedido lo hizo el presidente Correa el 10 de abril. Dijo que se necesitaba un hospital en el norte y el Universitario era una opción. “En corto plazo podemos triplicar la capacidad del hospital”, dijo. Por ejemplo, señaló que podrían equiparlo con 400 camas. Actualmente funciona solo al 30% de su capacidad. Hay dos edificios que están abandonados, pues su construcción se paró.

Wilson Maitta, decano de la Facultad de Ciencias Médicas, calcula que se necesitan USD 20 millones para terminar los trabajos y equipar por completo el lugar.

Pero las autoridades universitarias aún no definen el tema. Mañana, en sesión de Consejo Universitario, debatirán la propuesta y darán su pronunciamiento.

Maitta reitera que hay una condición que no es negociable. “El Gobierno se puede encargar de la parte administrativa y financiera. Pero la universidad no puede perder el protagonismo en la parte académica”. Y recalca que aún no hay una propuesta por escrito.

El rector Carlos Cedeño enfatiza que la Universidad debe mantener la rama de la docencia y la investigación, labor que desempeñan los alumnos de las carreras de Medicina, Obstetricia, Enfermería y Tecnología Médica.

El Universitario ofrece 40 especialidades médicas. A diario registra 700 consultas, en promedio. Su presupuesto anual es de USD 11 millones y en parte se financia por autogestión.

Califique
2
( votos)