Tiempo de lectura: 1' 36'' No. de palabras: 267

El Ministerio de Salud, a través de la Subsecretaría de Vigilancia de la Salud Pública, reiteró la disposición para que las farmacias, supermercados y otros centros vendan los anti gripales, anti inflamatorios y analgésicos solo con receta médica. Estas medicinas están clasificadas en el registro sanitario como de “venta libre”.

El Ministerio dice que esta decisión es temporal y de carácter preventivo, que evitará la automedicación y posibles complicaciones de los cuadros clínicos de la influenza AH1N1.

Según el Ministerio de Salud, la medida está amparada conforme a lo establecido en la Constitución y la Ley Orgánica de Salud que señala que el Estado debe garantizar un ambiente saludable.

La secretaría de Estado recuerde que al toser o estornudar debe cubrirse con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del codo. No escupa en el suelo y lávese las manos frecuentemente con agua y jabón o con alcohol, sobre todo no debe automedicarse.

Los síntomas de la influenza AH1N1, son como de cualquier otra gripe estacional: fiebre, dolor de garganta, tos, estornudos, dolores musculares, secreción nasal, malestar general intenso, vómitos y diarreas.

Los niños menores de 5 años, adultos mayores de 64 años, personas que presentan enfermedades crónicas como asma, insuficiencia cardíaca, enfermedades pulmonares crónicas, inmunodeficiencias, embarazo, son susceptibles a desarrollar cuadros graves (neumonías).

Las personas enfermas deben usar mascarillas (recomendable solamente en ambientes públicos o en cercanía a contagiados) mientras persistan los síntomas.

Califique
2
( votos)