Tiempo de lectura: 4' 28'' No. de palabras: 733

Con fotografías que muestran campos contaminados, 15 niños y niñas de las provincias amazónicas protestaron en las afueras de la Corte Nacional de Justicia.

"Texaco tiene que responder por los daños que ha hecho en nuestra tierra", dijo Mariana Chapa, alumna de la Escuela Fiscal Mixta Ciudad del Puyo. La niña, de 10 años, escribió una carta dirigida a los jueces que llevan el caso contra Chevron por la contaminación causada durante su operación en Ecuador.

Cerca de 120 cartas, escritas por niños de diferentes provincias de la Amazonía, fueron entregadas en la Corte Nacional de Justicia. Junto a los escritos en los que los niños expresan sus reclamos frente a la petrolera estadounidense, también entregaron dibujos. En las imágenes se muestran paisajes naturales con petróleo o carreteras en medio de la selva.

Los niños también cantaron una canción compuesta por ellos mismos y en cuya letra piden a la Texaco (adquirida por Chevron desde hace algunos años) que responda por los daños ambientales en la selva de Ecuador.

"La Texaco compañía destruyó la Amazonía ecuatoriana sin compasión/ dejando enfermedades sin curación/ pobreza, muerte y hambre en la nación/ (...) Cantando como canto en mi escuelita reclamo mis derechos al destructor", corearon los niños.

Luis Yanza, representante de cinco comunidades indígenas, dijo que es necesario que los niños se expresen porque ellos también han resultado afectados por la irresponsabilidad de Chevron.

Pablo Fajardo, abogado demandante, dijo que ayer (miércoles) presentaron la sentencia en Canadá para que la corte haga el reconocimiento. En enero la sentencia falló a favor de los afectados, luego de 18 años de juicio.

Fajardo explicó que eligieron Canadá porque Chevron tiene miles de millones en activos que servirían para proceder con el embargo de bienes si es que la petrolera insiste en no pagar los 18 millones de dólares de indemnización a los afectados por la contaminación.

Los abogados demandantes continúan analizando la posibilidad de presentar la sentencia en otros países donde Chevron tiene activos para que esta sea ejecutable. En la lista hay cerca de 30 países, según Fajardo los próximos podrían ser Venezuela y Australia.

Una hora después de permanecer fuera de la Corte, los niños ingresaron a entregar personalmente las cartas a los jueces.

Mientras tanto, Chevron manifestó su desconcierto por las diligencias en Canadá. "La sentencia ecuatoriana es ilegítima y resultado de sobornos y fraude. La compañía cree que el fallo obtenido en el Ecuador no es ejecutable en ninguna corte que respete el estado de derecho", dijo Chevron en un comunicado desde su sede californiana de San Ramón.

“Si los abogados de los demandantes creyeran en la integridad de su sentencia, buscarían la ejecución en los Estados Unidos –donde Chevron Corporation tiene su sede. Sin embargo, en los Estados Unidos los abogados demandantes tendrían que enfrentar el hecho de que ya siete cortes federales han determinado que existe evidencia de fraude en el juicio en Ecuador", dijo la empresa.

Por su lado, James Craig, portavoz de Chevron, rechazó la protesta. Dijo a Efe que "en su desesperación por enriquecerse, los abogados demandantes ahora están recurriendo a la burda manipulación de niños, utilizándolos como escudo para desviar la atención del fraude perpetrado contra Chevron y avanzar su proyecto de extorsión".

Texaco operó en las provincias amazónicas de Orellana y Sucumbíos entre 1964 y 1990.

Hace dieciocho años, cientos de habitantes de la zona demandaron a la petrolera en Estados Unidos, pero el juicio se radicó finalmente en la Corte de Sucumbíos, tribunal que en dos instancias condenó a Chevron a pagar 18 000 millones de dólares para reparar los daños medioambientales.

Según los representantes de esa compañía, el juicio celebrado estuvo lleno de supuestas irregularidades, por lo que ésta presentó un recurso de casación ante la CNJ.

Tras esa acción legal, Craig dijo que con el traslado del proceso de Sucumbíos a Quito la Justicia ecuatoriana tenía "una nueva oportunidad para rectificar la farsa judicial cometida en instancias inferiores".

Craig dijo esperar que la CNJ "revoque la fraudulenta sentencia y desestime la infundada demanda presentada contra la empresa".

Califique
2
( votos)