Tiempo de lectura: 4' 55'' No. de palabras: 741

Es habitual que la indigestión sea causada por una alimentación inadecuada. Y si no se cambian los hábitos alimenticios es posible que derive en una gastritis o en una úlcera estomacal. Georgina Salvador, nutricionista, recomienda incluir en la dieta frutas, como la guayaba que contiene 16 vitaminas, sales minerales y oligoelementos (zinc, cobre y manganeso). Es baja en proteínas, grasas e hidratos de carbono, que complican la digestión.

Es mejor consumirla cruda y con cáscara, pues cocida pierde hasta el 50% de sus propiedades.

Mae Moreno, otra nutricionista, añade que la cáscara es rica en fibra, por lo que la recomienda para niños y personas anémicas.

  • Vídeo

Recomendaciones para una buena digestión

La nutricionista respondió las preguntas de nuestros lectores

Otra opción es la grosella china o carambola de origen asiático, pues tiene 5,13% de hidratos de carbono en forma de azúcares, vitaminas A, E, C y complejo B. Susana Abad, asesora en nutrición, explica que la fibra de la pulpa actúa como laxante. Para combatir el estreñimiento se debe consumir dos en el desayuno.

También contribuye a reducir la absorción del colesterol malo.

El membrillo, en cambio, actúa como un antiinflamatorio intestinal, pues posee pectina y taninos, fibras que suavizan la pared del intestino y facilitan el tránsito de las heces.

La pectina reduce el nivel del colesterol en sangre, ayuda en caso de diarreas, aumenta el pH (disminuye la acidez) al llegar el ácido bien mezclado y neutralizado con los alimentos y la propia fibra. Por esto el consumo de membrillo está indicado en casos de trastornos gástricos (estómago delicado, gastritis, úlcera gastroduodenal, colitis, etc).

Los taninos del membrillo secan y desinflaman la mucosa intestinal (capa que tapiza el interior del conducto digestivo).

El ácido málico abundante en su pulpa ejerce acciones reguladoras y tonificantes sobre las mucosas. Se aconseja consumirlo bien maduro o en forma de dulce. Agustín Torres, chef del restaurante Locanda del Swissotel, también prepara chutney de membrillo. Se trata de una mezcla con sal, cebolla y ajo en polvo. Las pepitas del membrillo, según Ann Formeller, nutrióloga de Fundación Vida, tienen mucílago, un tipo de fibra soluble.

Otra alternativa para los males intestinales es la coliflor, que ostenta altas cantidades de vitaminas B ,C ,E y es rica en potasio, magnesio, fósforo y hierro.

Y tiene oligoelementos como zinc, cromo, manganeso, cobre y selenio. Estas propiedades permiten que actúe sobre el conducto digestivo (desde el estómago hasta el colon). Esta hortaliza normaliza el tránsito intestinal, tanto en el estreñimiento como en la diarrea.

Pablo Ortiz, chef del Swissotel recomienda cocinar la coliflor en leche. “La coliflor tiene fama de producir flatulencias pero eso es porque se incluye en recetas pesadas”.También recomienda prepararla al vapor y servirla aliñada con unas gotas de vinagre, una hoja de laurel o un poco de hinojo, al agua de cocción. Puede acompañar carnes y pescados.

Según Ortiz, para que no pierda sus nutrientes es mejor al vapor o cruda, aunque esta última alternativa no es tan recomendable por su sabor y textura. En el grupo de las leguminosas que facilitan la digestión está la soya, que tiene más proteínas y hierro que la carne, más calcio que la leche y más vitaminas B1,B2 y B6 que el huevo. Y no aporta colesterol malo. Satisface las necesidades de aminoácidos, que mejoran el flujo digestivo. La soya apoya el tratamiento de personas enfermas que no soportan la grasa (enfermos del hígado). También se puede consumir harina de soya descremada.

Punto de vista

Lucrecia Capelo/Gastroenteróloga

'En las proteínas está la clave'

La digestión y la absorción son distintas. En la digestión actúan enzimas o proteínas que permiten la división de alimentos en elementos más pequeños y digeribles. Por esto cada organismo digiere en tiempos y formas distintas. La deficiencia de una de las 20 enzimas que posibilitan la asimilación de nutrientes causa dificultades como la gastritis, colitis, estreñimiento, etc.

El consumo de alimentos adecuados puede facilitar el aprovechamiento de los nutrientes que posee cada dieta.Alimentos como la carambola tienen un efecto suavizante para el intestino. Pero es necesario que si se tiene molestias se consulte a un médico.Esto debido a la diversidad de deficiencias que provoca malestares digestivos.

Califique
2
( votos)