Tiempo de lectura: 1' 43'' No. de palabras: 267

Una persona fue acusada en el caso de las muerte de 11 neonatos, registradas entre noviembre de 2010 y enero del 2011. Se trata de Augusto Aníbal A. T., médico del Hospital Isidro Ayora y encargado del área de Neonatología. A él se le imputó de “ser el presunto autor de haber provocado homicidio inintensional causado por prevención o precaución”.

Este pedido hizo el fiscal que lleva el caso, Marco Aguirre. Luego de presentar 44 elementos de convicción, ante el Juez tercero de Garantías Penales, Humberto Aguilera. Fotografías, videos, exámenes, visita con personal de criminalística, notas de prensa escrita y televisiva  fueron parte de los elementos.

El fiscal General, Galo Chiriboga, estuvo presente en la audiencia que se desarrollo en el auditorio de la Corte Provincial Manuel Carrión Pinzano. La sesión se instaló a las 08:15 de hoy. La exposición del fiscal duró una hora con 30 minutos.

Chiriboga dijo estar preocupado de la visión que tiene el fiscal del caso (Marco Aguirre) porque la acusación se diseccionó a un solo funcionario. “Las evidencias que presento no solo imputan a la persona que ha sido acusada. Creemos que el debe profundizar las investigaciones tomando en cuenta la estructura administrativa”.

La preocupación de Chiriboga fue respaldada por Nivea Vélez, asambleísta que formuló la denuncia pública. “No puede ser que una sola persona sea acusada debe haber mayor investigación”.

La instrucción fiscal tiene la duración de 90 días. Aguirre pidió al Juez notificar al imputado por el proceso penal en su contra.

Califique
2
( votos)