Tiempo de lectura: 3' 25'' No. de palabras: 557

Cuando Ecuador solicitó 3.600 millones de dólares a las naciones ricas para evitar la explotación de petróleo de su reserva amazónica de Yasuni, no anticipó la agudización de la crisis de crédito en Europa o la violencia en los países de Oriente Medio.

El proyecto Yasuni fue elogiado por los Gobiernos extranjeros y los grupos ambientalistas, como una manera innovadora de combatir el calentamiento global, pero el Gobierno de Ecuador está luchando por concretar el plan dada la complicada coyuntura internacional.

"Ha habido un retraso, pero eso no significa que no hay voluntad de apoyar la iniciativa (...) No es que no quieran, todos quieren apoyar", dijo a Reuters la jefa del equipo negociador de la propuesta, Ivonne Baki, al referirse a las continuas conversaciones con países como Francia y Noruega.

Ecuador, un miembro de la OPEP, sostiene que al impedir la extracción de petróleo de Yasuni, se dejarán de liberar a la atmósfera unas 400 millones de toneladas de dióxido de carbono, con lo que se protegerá mejor un área tropical que contiene más especies de árboles que Norteamérica. No obstante, el país sudamericano requiere de dinero para compensar las pérdidas económicas.

El Gobierno de Alemania ayudó a diseñar el proyecto, pero aún no se ha logrado un acuerdo respecto a donaciones en medio de "difíciles" negociaciones, dijo Baki. "Es la crisis económica mundial, pero en Europa es tan fuerte, especialmente con Alemania ahora que tienen problemas muy graves, tienen que apoyar a los otros países como Grecia, Portugal, Irlanda, España", agregó.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, buscó ejercer una mayor presión sobre los potenciales donantes el sábado, al acusarlos de no tomar acciones concretas respecto al calentamiento climático y advirtió que su Gobierno se veía obligado a idear un plan en torno a la extracción de petróleo. "Con los actuales precios del petróleo eso vale 14.000 millones de dólares (...) necesitamos esos recursos para desarrollar al país, pero también somos gente muy responsable que queremos preservar el Yasuni", sostuvo.

¿Dónde está el dinero?

Ecuador, cuya economía depende fuertemente de las exportaciones de petróleo a Estados Unidos y China, se ha propuesto recaudar 100 millones de dólares para fines de este año.

El Gobierno busca recolectar el monto de 3.600 millones de dólares al 2024. Hasta el momento, los Gobiernos internacionales, individuos y fundaciones han acordado contribuir con unos 40 millones de dólares y depositarlos en un fondo que será supervisado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

El organismo alienta a los países ricos en petróleo a evitar las perforaciones en áreas sensibles al medio ambiente. Italia acordó contribuir con 35 millones de dólares, mientras que los Gobiernos de España, Perú y Chile también están cooperando. Conseguir que los donantes asuman compromisos a largo plazo es un desafío aún mayor, dijo Baki.

"Ese es el punto, no son los 100 millones de dólares que nos ponemos como meta, sino los 3.600 millones de dólares en los próximos 12 años, entonces tenemos que conseguir que sea multianual", añadió. Yasuni abarca un área de 982.000 hectáreas y alberga a variadas especies salvajes. 

Califique
2
( votos)