Tiempo de lectura: 4' 1'' No. de palabras: 586

imagenDe los USD 406 millones previstos para la emergencia sanitaria se han invertido USD 103,7 millones. Es decir, una ejecución del 25,5%. Ayer, el Ministerio de Salud detalló las contrataciones realizadas, entre el 11 de enero y el 8 de julio pasado (ver cuadro).

El Estado revela que comprará 90 ambulancias, que ya están en proceso de fabricación, a las empresas internacionales Comsa (mexicana) y Volare (brasileña).

El costo de la inversión es más de USD 10 millones y el pago se realizará a través de una carta de crédito irrevocable.

Hasta ayer no se conocieron más detalles de esta adquisición. Lo único que trascendió del informe que el Ministerio envió al Instituto Nacional de Compras Públicas (Incop) es que la empresa mexicana entregará 60 ambulancias 140 días después de la apertura de la carta de crédito y la firma brasileña entregará las restantes 90 días después de la apertura de la carta de crédito.

El asambleísta Leonardo Viteri dice que el Ministerio de Salud ha ocultado el proceso de compra de estas ambulancias. “Llevo dos meses pidiendo las especificaciones de esta compra y me han negado la información en reiteradas ocasiones. La importación de estas 90 ambulancias se ha hecho de manera escondida”.

La compra de los hospitales móviles es el rubro más grande del gasto de la emergencia. Una inversión de USD 35 millones, cuestionada porque el precio referencial de esas unidades móviles a escala internacional oscila entre los USD 8,5 y 10 millones.

El Estado, además, ha pagado más dinero para poner en marcha estos hospitales. El informe indica que se han invertido casi USD 440 000 en la compra de equipos, mobiliario, instrumental médico, gastos por el flete de la primera unidad y el aseguramiento de las dos clínicas con la Aseguradora del Sur.

El segundo gasto más grande (USD 18 millones) es el que incluye las 90 ambulancias. En este ítem está prevista la compra de equipos médicos hospitalarios por USD 4 millones, pero no hay especificación de estos productos. El informe solo indica que el proveedor es la Corporación Farmacéutica Medisumi, que también figura en el apartado de los medicamentos.

Entre los proveedores que tienen los contratos más millonarios está Equipos Médicos ALEM, que en la administración de la anterior ministra de Salud, Caroline Chang, fue cuestionada por los sobreprecios de equipos médicos que importó de los Países Bajos.

Esta vez se le adjudicó casi USD 5 millones por la compra de insumos médicos y el mantenimiento y capacitación para el buen uso de los equipos Drager, que importó del Estado antes mencionado.

En cuanto a la infraestructura hospitalaria, la mayor parte se entregó directamente a las unidades de salud, luego hay que resaltar que Infraestructuras y Servicios Vallejo y Vallejo tienen cuatro contratos y que la Constructora Piec se ha quedado con el contrato del hospital de Lago Agrio.

La Consultora Gens Sapiens cobró USD 1,4 millones por gestionar la plata de la emergencia.

“ Ha tenido un pobre aporte a la salud del país, esperamos que más adelante se haga un plan adecuado de inversión, donde el criterio de los médicos se tome en cuenta”, dijo Iván Riofrío, titular del Colegio de Médicos de Pichincha. “La emergencia no solucionó los problemas, se está haciendo una inversión inadecuada. Dicen que tienen un grupo de genios, pero no se ven resultados”.

Califique
2
( votos)