Tiempo de lectura: 2' 11'' No. de palabras: 331

Como un acto de solidaridad calificó Solón Espinosa, presidente de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca), el patrocinio del Banco Pichincha para esta casa de salud.

Este convenio permitió concluir la construcción y equipamiento de centros hospitalarios en Quito, Riobamba y Santo Domingo.Además adquirir un acelerador lineal y un tomógrafo multicorte para Quito. El monto asciende a USD 2 millones.

Estos equipos permitirán abastecer la amplia demanda de atención y dar tratamiento oportuno a los pacientes ,según Espinosa.

El galeno César Bueno explicó que el tomógrafo multicorte servirá para obtener un diagnóstico de cada uno de los pacientes oncológicos. “Nos da imágenes del órgano afectado y nos permite elaborar un plan para el tratamiento”. Luego ese diagnóstico se combina con la radioterapia que da el acelerador lineal. “En el tratamiento usamos todos la información electrónica que se almacena del paciente desde que llegó”. Espinosa añadió que el desafío diario para esta institución es cubrir la creciente demanda de enfermos de cáncer.

Esto después de que, en el 2008, esta entidad dejó de recibir los ingresos por un impuesto del 0,50%, que se incluía en los créditos que generan las entidades financieras del país.

Desde entonces, recibe un presupuesto fijo de USD 14,1 millones. Esto significó un congelamiento del presupuesto de Solca que antes crecía a un promedio del 20% anual, tanto por el impuesto como por las cantidades que pagaban los pacientes.

Ahora solo crece por el dinero que abonan los pacientes de cáncer, la autogestión y los patrocinios privados.

Durante el 2011 en Solca se instaló un búnker para que albergara al acelerador lineal, necesario para un equipo que maneja energía radiactiva. También se hicieron adecuaciones para recibir el tomógrafo. Se realizó la instalación de una nueva red eléctrica de alta tensión. Los equipos ya están en funcionamiento.

Califique
2
( votos)