Tiempo de lectura: 2' 9'' No. de palabras: 326

Los afiliados esperarán una semana para evaluar el servicio de la empresa Recapt, que reemplazó a Crónix en las operaciones del ‘call center’ (140 y 161) del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Así indicóÉdison Lima, quien es el presidente del Frente de Jubilados. Pero los comentarios que ha recibido de sus compañeros se han mantenido neutrales respecto del servicio. “De lo que se han quejado es del tiempo de espera. Les dejan con una publicidad larga. Algunos se cansaron de esperar y mejor colgaron”, detalló Lima a este Diario.

Según Yaici Narváez, gerenta de Crónix, su empresa terminó su contrato a las 23:59 sin presentar inconvenientes. A partir de las 00:00, empezó el trabajo de Recapt. “No hemos monitoreado nada de la nueva empresa porque eso le compete al IESS y a los afiliados. Pero desde mi experiencia, puedo asegurar que en los dos años y medio de servicio procuramos ayudar a los jubilados”, indicó la directiva.

Para Narváez, lo más complicado durante la atención a los usuarios fue que entendieran que las agendas y horarios los manejaba el IESS. En este sentido, “el ‘call center’ solo fue un intermediario y fue complicado que los jubilados lo entendieran así”, dijo.

Aldo Briones, director ejecutivo de Recapt, el ‘courier’ que se hizo cargo del servicio, aseguró, el pasado 15, que los afiliados son atendidos y progresivamente se habilitarán las demás aplicaciones tecnológicas que ofrecerán, entre ellas agendamiento de citas por SMS y correo electrónico.

El último fin de semana, Recapt publicó un anuncio en este Diario, en el que solicitaba personal para atención médica telefónica y uno de los requisitos es ser estudiante de tercer año de Medicina de cualquier universidad.

Ante ello, Lima y Narváez coincidieron en que las personas que atiendan las llamadas deben tener conocimientos para poder solucionar inconvenientes. “Debe haber extensiones para cada especialidad”, puntualizó Lima.

Califique
2
( votos)