Tiempo de lectura: 3' 20'' No. de palabras: 527

Tras la presión de periodistas, ayer las puertas de Recapt, la empresa que ganó la puja del concurso para manejar el agendamiento de citas médicas del IESS, se abrieron.

Xavier Vela, gerente, se negó a dar declaraciones hasta que la firma sea adjudicada oficialmente por el Seguro Social, cuyas autoridades hasta ayer no dieron explicaciones sobre las inconsistencias del proceso de subasta.

Tras la insistencia de los periodistas, Aldo Briones, director ejecutivo, aseguró que no solo son un ‘courier’ y que brindan servicios adicionales, como telemercadeo, televenta, cobranzas, servicio al cliente, ventas específicas, etc.

Aseguró que son expertos en ‘contact center’ y que operarán con triaje médico español “de último nivel”. Esto lo dijo, mientras se ve a obreros instalando escritorios y adecuando el espacio para dar este servicio (ver foto).

Aclaró, además, que el edificio en donde laboran, en la 10 de Agosto y Juan Pablo Sanz (norte de Quito), pertenece a la empresa y “esto da una muestra del patrimonio que tenemos”.

Briones ofreció elaborar un registro de pacientes crónicos para que cuando llamen el sistema les dé prioridad en el agendamiento de citas. “Vamos a hacer el esfuerzo para comenzar el (próximo)25”.

Las labores de la actual proveedora, Crónix, se terminan el 23 y según una de las cláusulas de su contrato habrá una fase de transición para transferir el servicio a la nueva empresa.

Briones enfatizó en el necesario cumplimiento de esta fase de transición, pero reconoció que no han recibido todavía los USD 3,4 millones de anticipo, fijados en las bases del concurso. “No hemos recibido los USD 3,4 millones de anticipo pero estamos listos”.

Recapt comenzará con 700 agentes de ‘call center’. “Para instalar un ‘call center’ no se necesitan seis meses, son suficientes dos días”, según Briones.

Mientras Recapt espera el anticipo y completar la infraestructura tecnológica, Crónix realizó una rendición de cuentas, en el cuarto piso del mismo edificio.

Desde agosto del 2009 hasta la fecha atendió 46,1 millones de llamadas y agendó 7,2 millones de citas para afiliados y jubilados.

Aníbal Carrera, presidente, enfatizó que esta empresa comenzó a brindar el servicio con 500 posiciones de ‘call center’ y culminó con 1 100. Esto difiere con el nuevo ‘contact center’, que iniciará con 280 posiciones, como consta en las bases del concurso, porque según el IESS no solo se atenderá vía telefónica sino por SMS y otras tecnologías, pero las autoridades no saben desde cuándo.

Para Elena Arias, jubilada, estos cambios no son suficientes, porque ha llamado por 10 ocasiones y le agendaron una cita para endocrinología después de cuatro meses. Ella demanda más médicos.

Según Briones, los afiliados contarán con aplicaciones tecnológicas extras. Para las personas con discapacidad auditiva y a las que llamó“personas sordomudas” dijo que se les atenderá con video- pantallas. También se reasignará las citas agendadas a las que no asistan los afiliados o jubilados.

En otras palabras, van a tomarse en cuenta a las personas que estén en lista de espera de consultas, para que acudan a estas citas.

imagen


Califique
2
( votos)