Tiempo de lectura: 2' 36'' No. de palabras: 396

El abandono estatal es visible en muchas áreas de esta casa de salud de 210 camas, que atiende 600 consultas externas y más de 100 emergencias diarias. El edificio donde funcionan los seis quirófanos tiene huellas de humedad en toda la estructura, pero esto no es lo realmente grave. Fernando Moncayo, ex anestesiólogo del hospital, que se dedicó a denunciar las carencias del hospital hasta su último día de trabajo, tiene varias fotografías en las que se ven cirugías hechas sobre mesas de madera y en las que se utilizan cobijas sin esterilización como almohadas para los pacientes.

Otro de los problemas que requiere una solución acuciante es el arreglo del cuarto de máquinas del hospital. Los calderos y tanques de almacenamiento de agua caliente después de casi cuarenta años de trabajo han terminado su tiempo de vida útil. El personal del mantenimiento ha soldado y colocado remiendos de madera para evitar las fugas de agua y del vapor que sale a presión.

El ingeniero Francisco Cajamarca, de la empresa Fabritec Engineering, que fabrica calderos, explica que el tiempo de vida útil de un caldero es de 20 años y cómo máximo se puede extender a 40 años, con un buen mantenimiento. Tomando en cuenta este criterio técnico los calderos deberían cambiarse.

Los tanques de almacenamiento de agua caliente se deterioran por la oxidación y su cambio depende del nivel de espesor y la calidad del tanque. En todo caso, explica el ingeniero Cajamarca, no se puede usar uno de estos tanques más de 30 años. “El Hospital Baca Ortiz ahora mismo tiene ese problema, sus tanques tienen 30 años de antigüedad, y está entrando en licitación para cambiar los tanques”, cuenta el representante de Fabritec Enginnering.

Los hospitales no se pueden quedar sin calderos y tanques de almacenamiento de agua porque son útiles para el proceso de esterilización de los insumos médicos. Habitualmente las casas de salud tienen dos calderos, si uno entra en mantenimiento el otro opera normalmente.

El ex anestesiólogo del Hospital Pablo Arturo Suárez dice que lo único que se ha hecho en la entidad es pintar las paredes interiores del edificio y colocar adhesivos en las ventanas para ocultar la dejadez de los patios interiores donde hay fugas de vapor.

Califique
2
( votos)