Tiempo de lectura: 2' 29'' No. de palabras: 350

No hay ibuprofeno, diclofenaco, ciprofloxacina, nafazolina ni perindopril. Una mujer con varices, una joven operada de la nariz, una niña con gripe, un obrero con conjuntivitis y un paciente hipertenso no encontraron estos medicamentos en la farmacia del Hospital Eugenio Espejo el pasado martes.

La opción fue comprar en las farmacias del sector. El gasto promedio por receta fue de USD 15. “Dicen que es gratuito y es mentira”, decía Olga Can, hija de la mujer con varices. Ella es una de las 1 200 personas que pasan a diario por consulta externa y luego salen con sus recetas de color verde a la farmacia del hospital. “En vano hacemos fila”, dice la madre de la niña con gripe, que también acude a farmacias privadas para comprar la medicina para su madre diabética. Al mes gasta unos USD 16. “Hace dos meses que compramos la medicina fuera. Solo en abril le dieron las pastillas en la farmacia del hospital”.

El gerente del Hospital, Víctor Hugo Sevilla, explicó: “Hemos recibido desde marzo al 3 de junio los medicamentos y tenemos cubierta una gran proporción de los requerimientos de nuestros pacientes”. El funcionario solamente reconoce que faltan medicinas para casos particulares. “No hay medicamentos para cosas de corte muy especial como casos de parkinson o de nefrología”.

El viernes pasado este Diario visitó otra vez la farmacia y constató que no había magaldrato, enzimas digestivas, levocetirizine ni ambroxol. Estos medicamentos son requeridos por pacientes con gastritis, molestias estomacales, mucosidad en la nariz y hasta tos.

Nuevamente se trató de hablar con Víctor Hugo Sevilla sobre esta falta de medicamentos con los testimonios de respaldo, pero argumentó que el personal del Ministerio de Salud había pedido información para dar una rueda de prensa sobre el tema.

La dotación de los medicamentos e insumos es uno de los objetivos de la emergencia sanitaria, declarada desde enero pasado y que se acaba de extender un mes. De esta forma, además, se busca cumplir con el principio de gratuidad, que ha promovido el Gobierno desde el 2007.

Califique
2
( votos)