Tiempo de lectura: 1' 58'' No. de palabras: 303

Una cebichería del centro de Otavalo fue clausurada ayer por la Comisaría de Salud de Imbabura. Según Santiago Palacio, comisario provincial, la cocina estaba desaseada, los alimentos mal conservados y el baño estaba dañado.

Los 15 inspectores sanitarios de Imbabura recorrieron Otavalo revisando los establecimientos que venden comida preparada. El operativo se realizó luego que el último fin de semana se produjo una intoxicación masiva por alimentos en este cantón.

Según la Dirección del Hospital San Luis de Otavalo en la última semana hubo dos contaminaciones de alimentos seguidas.

En el primer caso se afectaron 69 personas. Las pruebas de laboratorio realizadas en seis pacientes determinaron que el agente de la intoxicación era la salmonelosis, enfermedad tóxica que se produce por bacterias. En el segundo caso se enfermaron 63 personas y se esperan los resultados de laboratorio.

Los inspectores sanitarios dividieron a la urbe en tres sectores. Según Palacios, los inspectores revisan el estado sanitario de cada local. “Si están es condiciones aceptables hacen una lista con las recomendaciones para mejorar”.

Si no hay normas mínimas sanitarias reportan el caso a la Comisaría para la clausura inmediata. Para Palacios eso sucedió con el caso de la cebichería.

Pero lo que más sorprendió a los inspectores fue las novedades encontradas en el mercado 24 de Mayo, principal centro de expendio de la urbe. Palacio aseguró que la preparación de alimentos se hacía sin las normas básicas de higiene. También detectaron productos sin registro sanitario. Para Palacio la infraestructura del mercado no es funcional. En ese sitio no hubo clausuras, sino únicamente recomendaciones.

Entre tanto, hoy se planificarán nuevas acciones. Los inspectores sanitarios recorrerán las zonas urbano marginales del cantón para hacer un similar control.

Califique
2
( votos)