Tiempo de lectura: 2' 58'' No. de palabras: 436

En el cuarto piso del Hospital Rafael Rodríguez Zambrano, en Manta, hay un movimiento inusual. Desde la medianoche de ayer, los familiares de los pacientes hospitalizados, ubicados en el tercer y quinto pisos empezaron a salir.

“No podía dejar, mi hijo apenas llegó con un daño estomacal, cuando se escucha que la meningitis ronda en el ambiente de un hospital es mejor salir o redoblar las precauciones para no tener ningún tipo de problemas”.

Esa fue la impresión de María, ama de casa que llegó ayer a buscar objetos particulares que se olvidó en el cuarto piso de este centro hospitalario.

El director del Rodríguez Zambrano, Víctor Manuel Traverso, confirmó la presencia de un paciente, de 73 años, con meningitis bacteriana. Se trata de un manabita, que había llegado días atrás desde Guayaquil.

María asegura que unos 15 pacientes pidieron el alta la noche del sábado, domingo y la madrugada de ayer. “La gente quería salir rápidamente de la casa de salud debido a la meningitis”.

Médicos, enfermeras, ayudantes, personal administrativo y familiares ingresaban al hospital con mascarillas. Es una forma de protegerse si el virus estuviese en el ambiente con el tapabocas, en algo podemos evitar que virus ingrese al organismo, dijo un estudiante de medicina que realiza sus prácticas en la casa de salud.

Según Traverso, al parecer, el paciente fue llevado a una clínica particular pero el viernes pasado sus familiares lo trasladaron al hospital público.

Para descartar cualquier tipo de sospechas se le realizaron varios exámenes y el domingo se confirmó que se trata de una meningitis bacteriana.

Esta enfermedad produce una reacción inflamatoria en el cerebro por las células defensivas que tratan de matar y eliminar las bacterias. En este intento el organismo descarga gran cantidad de sustancias que no solo son capaces de matar a las bacterias, sino también dañar a las propias células cerebrales.

Una vez que se conoció el diagnóstico se comunicó al personal del área de Infectología, para tomar medidas de precaución y evitar un contagio masivo.

Se realizó un cerco epidemiológico, mientras el paciente esté asilado. Los familiares que prefirieron mantenerse en el anonimato comentaron que el adulto mayor reside en el barrio 15 de Abril al noreste. Su salud es estable, tuvo una pequeña recaída el sábado pero ahora está mejor.

El paciente está en una habitación del área de epidemiología y recibe medicación y cuidados necesarios para su recuperación.

Califique
2
( votos)