Tiempo de lectura: 1' 21'' No. de palabras: 206

Los genéricos son una especialidad farmacéutica que, contrario a lo que muchos piensan, contiene el mismo principio activo que un fármaco de marca. Por eso tienen los mismos efectos en el paciente que una medicina de una farmacéutica reconocida.

En una farmacia, usted puede reconocer los genéricos por su envase. En lugar del nombre comercial, figura el de la sustancia de la que está hecho, llamado principio activo. Seguido del compuesto, está el nombre del laboratorio fabricante.

Para que un medicamento sea considerado realmente un genérico debe ser bioequivalente (tener la misma equivalencia farmacológica que el innovador).

También existen genéricos de marca, es decir empresas reconocidas que no tuvieron el medicamento innovador pero que luego de que el original perdió su patente, producieron su versión de esta medicina. Los genéricos de marca podrían dar mayor confianza porque el usuario ya ha comprobado la efectividad de medicinas de esta casa médica.

No hay que confundir a los genéricos con los productos copias, que son medicamentos con el mismo principio activo pero que no tienen la autorización del medicamento innovador para ser comercializados. De estos, no existe una prueba que garantice su efectividad.

Califique
2
( votos)