Tiempo de lectura: 5' 4'' No. de palabras: 767

Para caminar se apoya en un fierro que hace las veces de bastón y sostiene el brazo de su hija para no caerse. María Cecilia Usca, de 65 años tiene una lesión permanente en la cadera y padece problemas severos de visión.

Según su carné del Conadis tiene 70% de discapacidad. “Vivo sola, perdí el trabajo hace cuatro meses y estoy acá para ver si me pueden ayudar”, dice mientras espera su turno en la Dirección de Atención Prioritaria Manuela Espejo, en el antiguo Hospital Eugenio Espejo, norte de Quito. Este centro es parte de la segunda fase de la Misión Manuela Espejo.

Abrió sus puertas en abril pasado y a diario atiende a 70 personas, en promedio, con todo tipo de discapacidades.

Gabriela Baraona, encargada, explica que atienden solicitudes de ayudas técnicas (sillas de ruedas, muletas, colchón antiescaras, etc), de acceso a salud, educación y asistencia social. María Cecilia, por ejemplo, llegó con dos solicitudes: un par de muletas y quiere el Bono Joaquín Gallegos Lara, de USD 240 mensuales.

Uno de los ocho empleados que atiende en esta dirección, le solicitó cuatro documentos para que realice su primer requerimiento.

El segundo pedido le fue negado, pues el bono es exclusivo para quienes padecen el 85% de discapacidad, es decir multidiscapacidad o discapacidad severa.

Este centro se creó con el fin de atender a personas con discapacidad, como María Cecilia, que por alguna razón no estuvieron en su casa, cuando se hizo el estudio biopsicosocial, que realizó la Vicepresidencia hasta el año pasado y constituyó la primera fase del programa.

Norma del Pilar Tipantuña, de 40 años, estaba trabajando cuando las brigadas médicas visitaron su vivienda, por lo que no fue incluida. Ella no tiene su pierna derecha y con la ayuda de un par de muletas llegó el pasado martes 9 a solicitar una prótesis.

Esta mujer vende caramelos para subsistir junto con su madre, quien también padece una discapacidad física. Ellas viven en un humilde hogar, en Toctiuco .

De las 70 visitas diarias, unas 15 corresponden a pedidos de ayudas técnicas como la de María Cecilia y Norma.

Xavier Torres, subsecretario técnico de la Vicepresidencia, explica que otro de los pedidos que se recibe es la solicitud para una operación o un tratamiento médico, pero estos pedidos se envían al Ministerio de Salud.

Asimismo se lo hace con solicitudes de inclusión educativa y pedidos de inserción en el mercado laboral, entre otros. El centro se concentra en orientar y coordinar con el resto de instituciones, para que los usuarios pueden acceder a los servicios estatales.

En el caso de María Cecilia, si bien se le negó el Bono Gallegos Lara, tenía otra opción: acceder al Bono de Desarrollo Humano (BDH) de USD 35.

Una de las empleadas le ayudó a verificar si podía ser beneficiaria. Esto es posible porque el centro trabaja en coordinación con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), puede ingresar nuevas solicitudes para el BDH y conocer las razones por las que a otros les han negado.

Al ingresar el número de cédula de María Cecilia se comprobó que ya estaba seleccionada para recibir el subsidio. Según los empleados es común que se presenten casos en los que el usuario desconoce que tiene acceso al bono o es beneficiario de alguno de los programas del Gobierno.

María Cecilia se aleja de las oficinas para ir a cobrar el bono por primera vez, el pasado 9. Y regresará apenas reúna los papeles completos para pedir su par de muletas y poder caminar mejor.

El proceso para pedir una ayuda técnica

Presentar dos copias de la cédula de identidad, llenar el formulario de solicitud (se lo entregan en la misma oficina o puede descargarlo de la página web de la Vice presidencia: http://www.vicepresidencia.gob.ec/images/stories/SERVICIOS/ayudas_tecnicas.pdf

Presentar una carta de un médico, puede ser del sector público o privado, en la cual certifique que el usuario requiere de esa ayuda técnica.

Presentar una carta dirigida al vicepresidente, Lenín Moreno, solicitando la ayuda técnica (incluir dirección y teléfono).

Luego de reunir los documentos mencionados y entregarlos, debe esperar siete días laborables y llamar para verificar si ha llegado la ayuda que solicitó. De ser así, puede visitar las mismas oficinas y retirarla.

Horario de atención: lunes a viernes de 08:30 a 05:00.

Califique
2
( votos)