Tiempo de lectura: 1' 28'' No. de palabras: 220

Una de las quejas fue que faltan camas para la hospitalización. “Las camas de Solca están saturadas y los hospitales públicos tampoco tienen espacio”, dijo Gustavo Dávila, director de la fundación.

La respuesta de Chiriboga fue que van a cambiar el sistema de financiamiento de Solca, que tiene una asignación presupuestaria fija. “Se va a asignar un presupuesto de acuerdo al número de pacientes que atienden: Entregaremos alícuotas por trimestres, después de hacer auditorías sobre atención. Así solucionaremos el problema del déficit”.

Solón Espinoza, titular de Solca de Quito, dijo que ojalá cambie el sistema de financiamiento, pero se muestra escéptico porque el Ministerio de Salud aún revisa las carpetas de Solca de forma manual. “Imagínese, solo el año pasado, tuvimos 1 300 000 atenciones”.

Chiriboga también anunció que va a firmar un acuerdo con la fundación y que se creará un grupo de trabajo para que trace una hoja de ruta. Adelantó que se entregará un vehículo para trasladar a los pacientes que son miembros de la fundación a que reciban atención.

Junto al Ministro de Salud tomaban apuntes Angélica Andrade, subsecretaria de extensión de la protección social, y Juana Peña, coordinadora de enfermedades catastróficas.

Califique
2
( votos)