Tiempo de lectura: 4' 59'' No. de palabras: 740

Uno de los retos que tendrá que afrontar el Ministerio de Salud, cuando empiece a gestionar los bancos de sangre del país, será el conseguir más donantes voluntarios.

Juan Cueva, presidente de la Cruz Roja, asegura que faltan 150 000 donantes voluntarios para cubrir la demanda.

En el 2010, la Cruz Roja consiguió 66 401 donantes voluntarios (8 602 de ellos son repetitivos). Esta cifra, sin embargo, es buena comparada con los 1 281 donaciones voluntarias (solo tres de ellos repetitivas) que colectaron los nueve bancos de sangre independientes de la Cruz Roja.

Entre estos se cuentan a los hospitales Carlos Andrade Marín (IESS) y el Metropolitano.

Ningún hospital de la red del Ministerio de Salud colecta sangre. Esta es una de las tareas que tendrán que hacer cuando la Cruz Roja deje de gestionar el sistema de sangre del país.

Marco Ochoa, director del Hospital Enrique Garcés, dice que tendrán que trabajar en un área para recolectar la sangre. De momento siguen trabajando con el abastecimiento de la Cruz Roja.

Cada inicio de mes reciben 180 pintas de sangre. Ese es su cupo. “No hemos tenido todavía ningún problema, parece que hay el plazo de un mes para la transición. Nosotros tenemos un depósito, no almacenamos las plaquetas. Cuando las necesitamos le pedimos a la Cruz Roja y en una hora las tenemos”, dice Ochoa.

Humberto Navas, director de la Maternidad Isidro Ayora, tampoco ha tenido problemas con el suministro de sangre en los últimos días. Esta casa de salud está próxima a inaugurar su propio depósito de sangre, pero de momento siguen recogiendo las pintas de sangre en la Cruz Roja, incluso tienen una ambulancia para este fin y no hubo ningún problema con el suministro de sangre durante el fin de semana.

La Cruz Roja tiene el plazo de 15 días para entregar los inventarios de los bancos de sangre, pero en las direcciones provinciales siguen sin tener noticias de nada. Pablo Monsalve, jefe del Banco de Sangre de Cuenca, y sus nueve empleados siguen sin saber qué va a pasar los siguientes días. “Existe una incertidumbre entre los empleados que laboran aquí, no sabemos si pasaremos a trabajar con el Ministerio de Salud o habrá despidos intempestivos”.

Monsalve también habla de que la Cruz Roja perderá recursos, que hasta ahora le ha servido, entre otros fines, para financiar el servicio de ambulancias de socorro de la provincia. Por eso llega a plantear una solución: “¿Qué va a pasar con las clínicas privadas, la Cruz Roja podría entregar la sangre a estas casas de salud?”.

Sobre esta posible pérdida de recursos económicos, el director de la Cruz Roja provincial de Azuay, Claudio Arias, dice: “Para nosotros no es una inquietud de tipo material, la Cruz Roja se mantiene con otro tipo de ingresos, autogestión y la donación de los socios”.

“Es más importante es que se cree una estructura altamente técnica, el Ministerio (de Salud) tiene que dar esas condiciones y favorecer el desarrollo de una medicina transfusional moderna”, concluye el doctor Arias.

Nicolás Jara, viceministro de Salud, está a cargo de regular el Sistema Nacional de Sangre. En la entrevista que dio a este Diario dijo que todavía desconocía el presupuesto que iba a manejar, pero aseguró que el programa de sangre tendrá dos fases; en la primera se atenderá a mujeres embarazadas y en la segunda a toda la población.

El Viceministro tiene la experiencia que le da haber sido parte del Banco de Sangre del Hospital Metropolitano, que el año pasado recolectó 3 531 donaciones; la mayoría (2 912) fueron compensatorias. Justamente el modelo de recolección de sangre que la Cruz Roja quiere erradicar.

Este modelo consiste en que los familiares de los pacientes que van a cirugía deben donar la sangre. Esto no ayuda en nada a la cultura de donación de sangre que se maneja en otros países.

Sobre la donación

La sangre se regenera porque es un tejido. Entonces las personas que donan no pierden sangre como se cree.

Las mujeres pueden donar sangre cada cuatro meses y los hombres cada tres meses.

Los adolescentes que donan mejoran su piel y reducen la presencia de acné.

Una donación puede salvar hasta tres vidas, debido a los tres derivados: los glóbulos rojos, el plasma y las plaquetas.

Califique
2
( votos)