Tiempo de lectura: 3' 34'' No. de palabras: 530

El Ministerio de Salud no absorberá los 29 bancos de sangre de la Cruz Roja. El viceministro de esta Cartera, Nicolás Jara, confirmó que no hubo acuerdo con la ONG, por lo que pondrán en marcha el Sistema Nacional de Sangre, a partir de marzo del 2012.

“Las condiciones que nos puso (la Cruz Roja) eran inaceptables, desde el punto de vista legal y financiero. Hemos comunicado que vamos a crear nuestra propia red de captación de sangre, bajo la rectoría del Ministerio”.

Las exigencias de la Cruz Roja, según Jara, era que la Cartera de Salud asumiera a los 283 trabajadores con todas sus cargas laborales, que comprara toda la infraestructura física a escala nacional para el procesamiento de sangre y que les reconocieran el pago de una indemnización por haber trabajado 64 años en el país.

“Financieramente no podíamos hacer esto. Conceptos como el pago de una indemnización no hay en la contratación pública”, responde Jara, y añade que ahora están en el proceso de reclutamiento de personal para arrancar con la primera etapa de su proyecto: la recolección de sangre.

Mónica Pesántez, gerenta del Hemocentro de la Cruz Roja, dice que el Ministerio comunicó su decisión, mediante oficio, el pasado 14. La entidad enseguida solicitó una reunión para aclarar cuál será su participación en el Sistema Nacional de Sangre, pero hasta ahora no tienen respuesta. “El Ministerio primero tiene que montar estrategias para motivar la donación y, más que eso, debe crear una cultura de donación y eso no es fácil”, dice Pesántez.

La Cartera de Estado tiene previsto obtener la materia prima a través de una campaña de donación voluntaria que arrancará en noviembre. Luego montará los hemocentros en Quito y en Guayaquil para procesar la sangre.

Jara adelantó que de forma temporal se procesará la sangre en el Hospital Eugenio Espejo, en Quito. El hemocentro de Guayaquil aún está en estudios, pero ya se conoce que se construirá en un espacio del Instituto Nacional de Higiene Izquieta Pérez.

El presupuesto para el Sistema Nacional de Sangre es de USD 19 millones para la primera fase, que incluye la puesta en marcha de los hemocentros, y luego habrá USD 12 millones para el procesamiento de la sangre.

La Cruz Roja será un proveedor más de sangre, como actualmente son el banco de sangre del IESS y del Hospital Militar. Pero apenas el Ministerio declare la gratuidad de la sangre se someterá a las condiciones de esta Cartera de Estado, y deberá entregarla al sistema nacional de sangre.

Pesántez se muestra escéptica ante los planes estatales. “No creo que pueda cubrir las necesidades de sangre de la noche a la mañana, pero sí las puede subsidiar”, asegura. “Nosotros seguiremos trabajando, apoyando al Ministerio de Salud y entregando sangre segura”. Hasta el momento, la Cruz Roja sigue entregando sangre a los sectores público y privado.

Mantiene el precio de USD 36,02 por cada hemocomponente que entrega a las unidades del Ministerio de Salud, de acuerdo con sus necesidades.

imagen

Califique
2
( votos)