Tiempo de lectura: 5' 24'' No. de palabras: 882

La demanda insatisfecha de turnos en atención médica de los afiliados bajó en Cuenca. La Subdirección Regional del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) contrató a 210 médicos (generales y especialistas) privados.

Hasta antes del convenio, el IESS mantenía la compra de servicios con clínicas por hospitalización, diálisis, exámenes de laboratorios y rayos X para los afiliados de Azuay, Cañar y Morona Santiago. Ahora se incluyó la consulta externa con contratos a médicos de 25 clínicas privadas.

La nómina de los prestadores externos de salud fue incluida en el ‘call center’ del IESS, la única vía para que el afiliado obtenga una cita médica. Ellos atienden en sus propios consultorios. Para exámenes y medicamentos los derivan a la misma clínica o al Hospital José Carrasco Arteaga.

Para Héctor Ponce, de 61 años y víctima de una dolencia en el talón, fue una sorpresa llamar a las 06:00 de un miércoles y conseguir el turno con el traumatólogo para la tarde del mismo día. “Me preguntaron, quiere la cita para hoy. Le dije claro, ahora mismo. Y hasta me dejaron escoger la clínica y el médico”.

Ponce no sabía del nuevo sistema, es la primera vez en más de 30 años como afiliado que obtiene un turno de inmediato. “Casi siempre, tras múltiples llamadas, alcanzaba un turno para después de tres semanas”. Con dos copias de su cédula y del carné de jubilado, Ponce asistió las 17:20 del pasado miércoles a la cita con el traumatólogo-ortopedista Pablo Cordero, en la Clínica Latinoamericana.

La mitad de los 60 galenos de ese centro presta sus servicios al IESS. Cordero atendió un promedio de 10 pacientes del IESS por día, en el horario de 11:00 a 12:00 y de 15:00 a 18:00. “Tengo 25 minutos por paciente. Ese horario me impone el IESS y no me puedo pasar porque los afiliados son especiales y se molestan cuando esperan”, dijo Cordero.

A sus pacientes les ve en el resto de horas que le queda y utiliza hasta 40 minutos por consulta. Cordero le pidió a Ponce una radiografía, que se puede hacer en la misma clínica o en el dispensario médico o en el Hospital José Carrasco Arteaga. También le explicó que cuando tenga los resultados vuelva a llamar al 'call center' para que saque otra cita.

La misma experiencia vivió Nancy Rosales con el gastroenterólogo Marco Ojeda, de la misma clínica. Ella padece de gastritis y en la primera cita le envió medicación para un mes. “Mejoró en algo el servicio. Antes vivíamos un verdadero vía crucis por un turno”, dijo la paciente.

El médico que quiere vender sus servicios puede inscribirse a través del portal de la institución (www.iess.gov.ec) con flexibilidad de horas. El pediatra Reinaldo Pacheco, de la misma clínica, aplicó a este servicio porque conoce la insatisfacción de los pacientes del IESS. En promedio recibe cinco pacientes al día.

Él contó que algunos colegas no quisieron aceptar esta opción por cuatro razones: la paga por consulta es baja, el IESS demora en cancelar las planillas, los papeleos son largos y por lo general el afiliado es exigente.

El IESS tiene un tarifario por categoría (tres niveles) por estos servicios. Según el subdirector del IESS del Austro, Ramiro Ordóñez, en promedio, un especialista recibe USD 19 por consulta de primera vez y nueve la subsecuente. En cambio, el médico general cobra USD 13 por la primera y seis por la segunda.

Para Ordóñez, estos valores son menores a los que les cuesta al IESS mantener a médicos en sus propios hospitales. “En esos casos necesitamos recursos económicos para adquirir instrumentos, y personal para administración, limpieza, seguridad, etc.”.

El 85% de los prestadores externos es de Azuay, el resto de Cañar y Morona Santiago, provincias que tienen 34 968 afiliados. El IESS en Azuay trabaja con los hospitales y clínicas Santa Inés, Santa Ana, España, Hospital del Río, Latinoamericana, CRA, Santa Bárbara, Niño de Praga, entre otras.

En el Hospital Regional José Carrasco (IESS) de Cuenca laboran 87 especialistas y dos médicos generales. Ellos atienden un promedio de 1 000 pacientes diarios en consulta externa. La demanda insatisfecha era alta y más con el crecimiento de 17 000 nuevos afiliados en el 2011. El total de afiliados en esta provincia es de 130 000 en esta provincia.

Más detalles


En el 2011, el IESS  destinó  USD 5 299 518  para prestadores de servicios médicos de Azuay. Para este año, aún no se establece el monto que se destinará para los prestadores externos.
 
Actualmente,  las  farmacias de determinadas clínicas están incluidas en el proyecto de medicina gratuita. Las autoridades analizan firmar un convenio con una red de farmacias de Cuenca. 

En los consultorios   de los prestadores médicos se atendieron 3 500 personas durante tres semanas.  

El IESS  no tiene recursos para construir más unidades  y por eso se inclinó por la línea de los prestadores médicos en las  áreas geográficas con más demanda.

Califique
2
( votos)