Tiempo de lectura: 4' 48'' No. de palabras: 791

Las dos últimas semanas de diciembre suelen estar dedicadas a los compromisos sociales. Las fiestas con los amigos y las reuniones de compañeros del trabajo son comunes y, para estar con buen ánimo durante estas celebraciones, es habitual que se ingieran bebidas alcohólicas.

La mezcla de licores puede causar daños en el organismo, aunque depende de la cantidad de alcohol que se ingiera y del tipo de bebidas escogidas para la reunión, según Consuelo Meneses, doctora responsable del Centro de Información y Asesoría Toxicológica.

Hay que tener mayor atención a los azúcares combinados con los grados de alcohol etílico, que en exceso puede generar dolor de cabeza de alta intensidad e incluso derivar en una intoxicación.

Las mezclas de estas sustancias hacen que una persona absorba con mayor rapidez y por un tiempo prolongado el alcohol en el organismo. Meneses explica que cuando se ingieren diferentes bebidas como el whisky, el vino y aguardientes sin destilar (o pasar por un adecuado proceso de elaboración), se afecta directamente al sistema neurológico.

“El efecto de embriaguez es más rápido, se prolonga por más tiempo y, cuando está mezclado con bebidas con azúcar produce fuertes dolores de cabeza, mareos e incluso vómitos”.

En la mayoría de casos los licores se mezclan con bebidas dulces para que sean más agradables al gusto, pero el azúcar afecta a la glucosa en el organismo y, por ende, el efecto posterior es grave.

“Todo licor en exceso es malo para la salud y más cuando están mezclados, o no han sido bien elaborados o se consumen con bebidas dulces”, dice Galo Idrobo, profesor de posgrado de Medicina Interna y Emergencias en la Universidad Central.

Para este especialista en toxicología, es recomendable que la persona se mantenga con un solo tipo de bebida alcohólica durante toda la reunión social. “Es importante –señala el facultativo– que se cuide al organismo, si no se siguen estos consejos y se bebe en exceso, además de intoxicarse se puede originar una ceguera temporal o permanente, un desequilibrio en el sistema neurológico y se perjudica directamente al hígado”.

En esto coincide con la doctora Meneses, quien agrega que el consumo frecuente de mezclas con licor de diferentes grados y también de azúcares, e incluso energizantes, produce acidez en el estómago y cirrosis metabólica.

Si se empezó a consumir whisky, ron, vodka, aguardiente, tequila u otros tipos, es mejor que el usuario ingiera los mismos tragos durante toda la noche. Se sugiere que tampoco los acompañe con bebidas gaseosas ni jugos azucarados y que prefiera el agua para la sed.

Otro inconveniente es consumir licor artesanal, que carece de registro sanitario y cuyo proceso de elaboración no es adecuado.

“Hay ocasiones en que cuando las personas ya están embriagadas buscan más alcohol y ahí se debe tener mayor cuidado en consumir bebidas que no están garantizadas”, indica Idrobo.

Los especialistas recomiendan un consumo moderado de licor y evitar en lo posible mezclarlo. “Así también la resaca del siguiente día será menos fuerte y menos grave para el organismo”, dice Meneses.

Ambos especialistas explican que la mezcla con energizantes no solo es perjudicial sino que también podría ser mortal. El efecto deshidratante que producen ambos líquidos hacen que el riesgo al ingerirlos juntos sea mayor. Este coctel aumenta el ritmo cardíaco, sube la presión y puede incluso causar un infarto masivo. Por eso debe evitar tomarlos con estas bebidas, que en realidad son estimulantes para mantenerse activo.

Consejos para superar la mala mezcla de licores Tome licor con moderación.  Los especialistas dicen que el abuso de las bebidas alcohólicas causa daño a corto, mediano y largo plazos, dependiendo de su continuidad. Y , si bebe, lo mejor es no conducir vehículos.

La ingesta de alimentos  al día siguiente de la mezcla debe ser cuidadosa, pues su estómago y varios órganos se encuentran sensibles debido al alcohol etílico. Es mejor evitar las frituras y la comida en exceso grasosa.

Si siente que se encuentra   muy deshidratado, debe ingerir no solo agua sino productos hidratantes como los sueros que se expenden en farmacias. Esto le ayudará a recuperar los elementos del organismo perdidos.

Es importante  que el día si- guiente no realice ejercicios.

La personas que ingieren licor con mezclas se deshidratan más, no es oportuno que se agite y que pierda más líquido. La actividad es mejor retomarla a las 48 horas.

Haga click aquí para ver la infografía.

imagen

Califique
2
( votos)