Tiempo de lectura: 4' 21'' No. de palabras: 579

La compra de USD 1 500 millones en medicamentos para el Ministerio de Salud, el Instituto de Seguridad Social y los Institutos de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y de la Policía crea dudas.

Ayer, durante una reunión de socialización en Guayaquil con los potenciales proveedores, surgieron inquietudes sobre el proceso de Subasta Inversa Corporativa, sistema que será aplicado por el Instituto Nacional de Contratación Pública (Incop).

La forma de pago, la cantidad mensual de entrega de medicinas, la extensa lista de documentos para participar y las preferencias que tendrá la industria nacional fueron algunas interrogantes de parte de los casi 100 representantes que acudieron a la cita.

Mónica Real, directora del departamento de Asesoría Jurídica del Incop, explicó que en este proceso se negociará la adquisición de 615 ítems (tipos) de fármacos. De esta forma se busca que las unidades de salud del país tengan medicinas en ‘stock’ por los siguientes dos años.

Pero el mecanismo de pago es una de las principales dudas de las farmacéuticas. Real detalló que se aplicarán dos métodos. En el primer pedido (que no deberá ser mayor al 15% de la cantidad total planificada) se hará un pago directo luego de la entrega.

A partir de la segunda orden de compra las liquidaciones mensuales se harán sobre la cantidad consumida del ‘stock’. “Es decir, si entregan 50 y se consumen 20, la próxima compra será solo de 20”. Y agregó que la intención de este mecanismo es que “cada institución (de salud) aprenda a comprar solo lo que necesita”.

José Avilés, delegado del Ministerio de Salud para la subasta, señaló que solo este organismo cuenta con 300 áreas de salud. En la práctica, explicó que la forma de abastecimiento será mediante órdenes de compra, lo que acortará los tiempos y evitará procesos engorrosos de compra.

Sin embargo , algunos proveedores, que prefirieron no identificarse, coincidieron en que la lista de requisitos es extensa. Los pliegos incluyen documentos legales, financieros y técnicos. La información será presentada por cada ítem en el que deseen participar.

El requisito base es que los laboratorios o distribuidoras farmacéuticas estén registradas en el Incop y que dispongan del registro para cada medicamento.

Esta es la segunda vez que se realiza una Subasta Inversa Electrónica. La primera la ejecutó el Seguro Social para adquirir 534 ítems por USD 82 millones.

En cuanto a la participación de la industria nacional, Francisco Ballén, subsecretario de Industrias y Productividad, mencionó que las farmacéuticas nacionales tendrán un margen de preferencia del 38% . Es decir, para ganar, la oferta de una empresa extranjera tendría que ser 38% menor a la de una local. Las medianas y pequeñas empresas tendrán una ventaja adicional de 5 a 10%.

El cronograma

La licitación se abrió el 22 de julio pasado. La recepción de las ofertas de los proveedores será hasta el 22 de agosto.

La calificación de las ofertas, que incluye la revisión de los documentos legales, financieros y técnicos de cada participante, tomará 20 días.

Del 14 al 16 de septiembre se realizará la puja o negociación en tiempo real por medio del portal www.compraspublicas.gob.ec. Esta será en el Complejo Teleférico, Quito.

Los resultados de la adjudicación se presentarán el 21 de septiembre. La firma de los Convenios Marco será del 3 al 21 de octubre. En noviembre se publicará la nómina.

Califique
2
( votos)