Tiempo de lectura: 1' 34'' No. de palabras: 249

El juez tercero de Garantías Penales del Guayas, Eduardo Díaz Navarrete, dio paso esta mañana al proceso de instrucción fiscal dentro del caso de 11 bebés que fallecieron en febrero pasado en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del hospital Francisco de Ycaza Bustamante, en Guayaquil.

El proceso se sigue en contra de Ricardo Alcívar, jefe del área, y Leuterio Narea, jefe de mantenimiento del pediátrico, quienes fueron acusados del presunto delito de homicidio culposo por imprudencia, establecido en el artículo 459 del Código Penal.

La fiscal Margarita Neira indicó que hay indicios suficientes de presunción contra ambos. Pero no descartó abrir procesos similares contra otros médicos o autoridades.

La Fiscalía planteó la prisión preventiva contra Alcívar y Narea para las indagaciones. Sin embargo, el juez Díaz estableció medidas sustitutivas, por lo que los acusados deberán presentarse cada ocho días en su despacho.

El proceso de instrucción fiscal dura 90 días. En ese lapso la defensa de los implicados deberá presentar las pruebas de descargo. Luego, el dictamen fiscal establecerá si son culpables o no y si se sigue un juicio contra ellos. El artículo 460 del Código Penal fija una pena de seis meses a dos años de prisión para delitos de este tipo.

Los padres de algunos de los pequeños fallecidos llegaron a las 09:00 a la audiencia de formulación de cargos, que duró casi dos horas.

Califique
2
( votos)