Tiempo de lectura: 3' 16'' No. de palabras: 484

Las pujas de la subasta de medicamentos terminaron el viernes pasado. El Instituto Nacional de Compras Públicas (Incop) subastó 116 ítems de medicamentos. El monto de lo subastado fue de USD 288 991 966 millones, con una rebaja presupuestaria de USD 182 millones, gracias el proceso de subasta inversa que obliga a los proveedores a bajar el precio para ganar la puja.

El resto de los 524 ítems de fármacos que las unidades operativas del Ministerio de Salud, IESS, Issfa e Isspol comprarán están en proceso de negociación o serán declarados desiertos, explica el presidente de la comisión técnica de la subasta, Jorge Arias.

En el portal del Incop se detalla que hay 186 ítems que se adquirirán mediante negociaciones directas entre el Estado y los proveedores de medicamentos. Estas se extenderán hasta el martes 25 de octubre.

Los procesos desiertos son aquellos que se han anulado por la falta de un oferente, por descalificación de los proveedores que se presentaron o por un error d la comisión que obliga a lanzar otra vez el proceso.

La diferencia entre los ítems subastados y los que están en negociación directa sería el número de procesos desiertos. Esto es 220.

Arias informó que el viernes pasado se subieron al portal 27 procesos nuevamente. Estos corresponden a aquellos que se anularon por un error de la comisión de calificación, es decir, que estaban identificados y pudieron ser lanzados rápidamente.

Juana Ramos, directora de la Cámara de Industriales Farmacéuticos Ecuatorianos, indicó que por esos errores gran parte de la compra de medicamentos está por definirse. “A algunas empresas que no se les notificó que tenían que hacer convalidaciones y hubo documentos que no fueron observados porque contrataron una empresa que no escaneó todos los documentos y el análisis se hizo con base en eso y no en los archivos físicos”, señala Ramos, pero agrega que la mayoría de los reclamos de la industria nacional fueron atendidos.

Los nuevos procesos de la subasta se definirán en diciembre, pues tendrán el mismo tiempo para hacer preguntas, corregir errores, preparar la oferta y finalmente pujar. Entre ellos quedan medicamentos estratégicos para la industria nacional como el omeprazol y el lozartan, que el Estado compra en grandes volúmenes.

Las negociaciones pendientes del Incop, en cambio, incluyen medicamentos altamente especializados como el Trastuzumab (medicamento oncológico, comercializado por Roche) cuyo monto referencial asciende a USD 70 millones (ver tabulado).

El Estado conseguirá que los proveedores por lo menos bajen en un 5% el costo referencial que se estableció para la subasta (que ya es un 15% menos del costo de venta a farmacias). Para Ramos la negociación directa es una forma sana de establecer un precio justo a productos que no tienen competencia y que el país necesita por su cuadro epidemiológico.

imagen

Califique
2
( votos)