Tiempo de lectura: 3' 6'' No. de palabras: 482

Con la incorporación de médicos que ejercen libremente su profesión y el fortalecimiento de los dispensarios de las empresas con más de 100 empleados, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) quiere reforzar la atención primaria de salud y armar un nuevo sistema de agendamiento de citas.

Actualmente el IESS cuenta con 374 dispensarios anexos (en empresas), 620 dispensarios campesinos, 40 unidades de atención ambulatoria y 28 centros similares.

En el caso de los dispensarios de las empresas, que ya operan con médicos generales, se quiere repontenciar la atención con nuevos equipos y servicios como el de odontología.

Según el presidente del Consejo Directivo del IESS, Ramiro González, esto permitirá prevenir enfermedades y evitar el saturamiento de los cuatro hospitales de primer nivel, 15 de segundo nivel y tres de tercer nivel que hay en el país.

Se estima que el Estado cuenta con 30 000 médicos; 6 000 de ellos ejercen libremente en consultorios privados, que podrían trabajar para el Seguro.

Cada médico tendrá que calificarse, firmar un contrato y someterse a un tarifario para cobrar por sus honorarios. El año pasado la empresa Cronix, que está a cargo del ‘call center’, realizó una encuesta a 1 243 médicos en libre ejercicio y de estos 972 expresaron su disponibilidad para trabajar con el IESS.

Los doctores consultados atienden especialidades de medicina general, odontología, ginecología, medicina interna, pediatría, cardiología, oftalmología, cirugía, etc.

Los nombres y los horarios de estos galenos se registrarán en la base de datos del nuevo sistema de citas médicas que, según González , funcionará desde diciembre próximo con menos puestos para atender llamadas. “Usted puede poner 10 000 máquinas y ¡ recibir todas las llamadas que quiera, pero de esas llamadas hay que saber cuántas citas se van a asignar”.

Agregó que el reto es tener especialistas que permitan enfrentar la creciente demanda, ya que hay cerca de 2 500 000 afiliados y jubilados. A estos se suman los hijos menores de 18 años que también reciben atención.

Actualmente 1 100 000 personas tienen historia clínica en el Seguro, pero un promedio de 200 000 no acceden a los servicios médicos.

Iván Riofrío, presidente del Colegio de Médicos de Pichincha, considera que la incorporación de estos médicos permitirá mejorar sustancialmente la atención primaria en salud. Comentó que esta visión es la que ha descuidado el Ministerio de Salud Pública.

La prevención de enfermedades, según dice, es tan fácil como cuidar que el agua llegue sin parásitos a los hogares, antes que curar la parasitosis. “Es mejor prevenir que curar”. Así se evita la saturación de los hospitales.

En el caso de las muertes por alcohol metílico, añadió, es mejor promover la lucha contra el alcoholismo que la incautación de las botellas de licor.

Califique
2
( votos)