Tiempo de lectura: 5' 57'' No. de palabras: 1050

Reds. Sociedad y Guayaquil

En los últimos  tres meses, el primer piso del edificio matriz del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Quito, recibe más afiliados y jubilados que lo normal. Datos estadísticos del instituto señalan que  diariamente  se entregan 800 claves personales, principal requisito  para acceder a los créditos quirografarios. 
 
Hasta hace 90 días,  apenas se entregaban entre 400 y 500 contraseñas al día, indicaron funcionarios del IESS.  

Para garantizar la seguridad de la clave, el IESS dispuso que el interesado presente personalmente una solicitud impresa desde la página web del instituto www.iess.gov.ec. 
 


 ENLACES DE INTERÉS

› IESS
› Superintendencia de Bancos
› Presidencia de la República

A ese requisito se debe añadir solo la copia de cédula y acercarse al servicio de Historia Laboral (calle 10 de Agosto y Bogotá).

A través de dos informes, la Superintendencia de Bancos ya alertó sobre posibles problemas por la duplicación de las claves.    

“La gente  sabe que sin la clave no podrá ser beneficiario de este empréstito. En los últimos meses la gente viene  para saber cómo y cuándo  obtener los  quirografarios”, señalaron los empleados.

El Consejo Directivo del IESS hasta ahora no tiene definiciones sobre la fecha de entrega.  Pero el  presidente (e) de este organismo, Wagner Naranjo, dijo que una  semana antes de  arrancar el proceso se iniciará una campaña masiva, donde se difundirán los requisitos,  tasa de interés, garantías...

Tampoco está definida la forma cómo se entregará. En el proyecto de Reglamento, que contiene  20 artículos, no se establece nada.

Pero Naranjo adelantó un criterio personal: la concesión a través de orden alfabético, para que el sistema   informático no colapse. 

Mientras tanto, Manuel Vivanco, quien ahora  no ejerce la vocalía (ver recuadro), adelantó que pudiera  otorgarse primeramente a los afiliados que tienen  fondos de reserva y cesantía, y posteriormente a jubilados y voluntarios.

Sin embargo, nada está definido y los detalles se incluirán en el Reglamento de concesiones.

Hasta el momento cada una de las direcciones regionales del Seguro Social trabajan en las actualizaciones de los datos de los afiliados y jubilados. Allí se incluyen  cuentas de cesantía, fondos de reserva y los registros de aportación que son parte de los requisitos que debe cumplir cada afiliado.

La idea es evitar los riesgos  de  no pago ya que el monto máximo del crédito será de 10 200 dólares. Según  los registros del IESS, existe una morosidad del  cinco por ciento, que suma cerca de 10 millones de dólares y solo en la Regional 2, que comprende Guayas, Los Ríos y Galápagos, se contabiliza más de  seis millones de dólares.

Según el director de la  Regional 2, Gregory Gines, la  recuperación será a través del débito  de las cuentas de los fondos de cesantía de los afiliados. “Esa es la forma más rápida para recuperar los recursos”. Pero el  débito automático  aún está  en proceso de aplicación. Wagner  Naranjo explicó que este proceso estará listo en  15 días.

A través de este mecanismo, el descuento será automático cuando el afiliado o jubilado tenga por lo menos  tres  cuotas vencidas.  

La causa de la morosidad se originó porque los usuarios dejaron de laborar y ya no se podía cobrar su cuota. Aunque también se registran casos en que el patrono  no aportó  al Seguro  Social  por concepto del  pago de los empleados.

Una vez que se apruebe  el reglamento, el documento pasará a la Superintendencia de Bancos (SB),  para la   aprobación y  volverá al IESS, para el visto bueno final. 

Gregory Gines añadió que  algún retraso pudiera registrarse únicamente si este organismo de control bancario  realice alguna observación al Reglamento.

“No  tenemos dificultades para entregar este fin de mes. No hay diferencia de fechas sino que siempre hay que prever que es lo que pueda decir la SB”.

La compra de  útiles escolares,   cubrir las  deudas pendientes, comprar mercancía  para los negocios... son algunos rubros en los que el  afiliado invertirá el dinero.

Por ejemplo, Julio Plaza, afiliado quiteño, de 40 años, indicó que esta es la oportunidad para  equipar completamente un taller de sastrería que hace cuatro meses montó su esposa en el barrio San Carlos, al norte de Quito. “Es una buena opción, pero debería haber mayor información. Existe mucha confusión”, reclamó.

Felipe Pezo sustituirá a Vivanco

El sector empresarial tendrá  nuevo representante ante  el Consejo  Directivo del IESS. Mientras Manuel Vivanco esclarece  su problema con la Superintendencia de Bancos (SB), el guayaquileño Felipe Pezo lo reemplazará.

La SB dejó  insubsistente la calificación de Vivanco, luego de  señalar  que tiene una deuda de por lo menos    4 000 dólares con la AGD.

Vivanco   señaló que en el  momento   prepara  la defensa y reiteró que  “la AGD no ha podido comprobar esa obligación”. Además -aseguró- por más de 10 años ha  tenido riesgos con calificación  A. 

Pezo dijo a EL COMERCIO que ya entregó los documentos a la SB y que está a la espera de la calificación. Pero aclaró que él actuará solo de forma temporal, mientras Vivanco solucione el conflicto. 

El Consejo Directivo del IESS está convocado para hoy, pero por falta de calificación de Pezo, únicamente participarán el presidente (e) del Consejo Directivo, Wagner Naranjo, y el vocal de los asegurados, Luis Hidrovo. 

Naranjo defendió la reunión con solo dos funcionarios. “Queremos agilitar la aprobación de los préstamos quirografarios”.

El fondo de cesantía

La  regional del Seguro Social en Guayaquil empezó a detallar los valores de los fondos de cesantía que tienen los afiliados.

Así también solicitará a los usuarios que tengan calma y que esperen las fechas  oficiales  de entrega de los  recursos.

Los créditos quirografarios serán entregados a través de las entidades financieras y el costo de esas transacciones serán a sumidas por el Seguro Social.

Así lo explicó  Gregory  Gines, quien dijo que el afiliado no debe tener deudas pendientes con la entidad. Caso contrario deberá primeramente cancelar.
Califique
2
( votos)