Tiempo de lectura: 2' 2'' No. de palabras: 293

El personal médico del Hospital Enrique Garcés, ubicado en El Pintado, entró desde ayer en el sistema de ocho horas laborables. La resolución del Ministerio de Salud llegó el pasado 8 de junio, y ayer los médicos de esta casa de salud firmaron las acciones de personal, según la información de Marco Ochoa, gerente del hospital.

“El hospital tiene que estar protegido las 24 horas del día”, dijo Ochoa, y añadió que los anestesiólogos ya habían cambiado su jornada de trabajo desde el 1 de junio.

Ayer hubo una reunión con todos los jefes de servicio para hacer los nuevos horarios de atención a los pacientes.

Los médicos solían trabajar de 08:00 a 12:00, pero ahora trabajarán ocho horas diarias.

Este alargamiento de la jornada se implementó en septiembre pasado en los otros hospitales públicos.

La Federación Ecuatoriana de Médicos (FEM) se mostró contraria al cambio, pese al incremento del sueldo. Alberto Narváez, presidente del gremio, mantuvo que la recomendación internacional de que la atención de salud no exceda las seis horas, para evitar el cansancio del profesional.

Además, los médicos denunciaron que para calcular los nuevos sueldos no se había respetado el costo de la hora de trabajo que tenían.

El malestar se extendió a las enfermeras, que protagonizaron varias marchas para defender la jornada de seis horas. Al final, cada entidad adecuó sus horarios para cumplir la resolución de Salud.

Las unidades del IESS también entraron al régimen de las ocho horas en medio del malestar de la clase médica. Los únicos profesionales que no tuvieron problemas fueron los que firmaron contratos temporales para trabajar ocho horas.

Califique
2
( votos)