Tiempo de lectura: 4' 2'' No. de palabras: 491

Leoncio Pérez llegó a las 05:00 de ayer con su hija Thalía. La niña tenía dolor de estómago y para obtener una receta tuvieron que esperar hasta las 12:30.

A esa hora las bancas de la sala lucían repletas. Mercedes Vega intentó calmar a Dana, su hija de 3 años. “Tiene vómito, pero aquí hay que hacer tres filas antes de que nos atienda un médico”.

El Hospital del Niño fue parte de la emergencia sanitaria de enero pasado. El Ministerio de Salud informó que se le asignaron USD 7 millones para mejoras.

Según el gerente del hospital, Javier Chacón, solo llegaron USD 280 000. Estos se invirtieron en el cambio del piso en la entrada del hospital y en la readecuación de la sala de Neonatología, donde fallecieron 12 recién nacidos en febrero pasado.

Ayer Chacón recorrió esa sala que ya está lista, pero que aún no abre sus puertas. Ahí se cambió desde el piso hasta los ductos para los gases medicinales. El área tiene cupo para 17 niños y se abrirá a fines de este mes. Adecuarla costó USD 120 000.

Pero las áreas más críticas, por cantidad de usuarios, son Emergencia, Consulta Externa y Laboratorio, espacios que serán remodelados y ampliados. Chacón explicó que ya cuentan con los planos y que todas las oficinas administrativas que funcionan en la planta baja del pediátrico serán removidas para ampliar la atención a los pacientes.

Sin embargo, aún no hay fecha de inicio de los trabajos ni presupuesto. El gerente señaló que una consultora contratada por el Ministerio de Salud hará un estudio para obtener esos datos. A la remodelación se suma la adquisición de más equipos, por ejemplo para Rayos X, pues los actuales ya requieren cambio.

Estos planes fueron presentados al ministro de Salud, David Chiriboga, quien visitó el hospital el fin de semana. Su recorrido fue parte de la agenda que mantiene en Guayaquil para supervisar el avance la emergencia, tras el llamado de atención del presidente Rafael Correa.

Chiriboga también dialogó con los médicos, quienes se acoplan a la jornada de ocho horas diarias. Según una evaluación del Ministerio de Salud, se estima que el hospital requiere 53 médicos residentes más y otras 20 enfermeras.

Pero una de las áreas con más problemas es Emergencia. Ayer, a las 13:00, Nancy Moreira salió casi corriendo con su nieta Valeria en brazos. La niña de 9 meses se cayó por unas escaleras y tenía varios golpes en su rostro y piernas. “Tenemos más de dos horas y solo le hicieron una radiografía. El médico después le mandó a tomar agua, pero es una urgencia”, dijo. La familia decidió llevarla a una clínica privada.


1 300 pacientes
es la cifra de usuarios que pasan a diario por Consulta Externa y Emergencia.

Califique
2
( votos)