Tiempo de lectura: 2' 13'' No. de palabras: 350

Una nueva sala de contingencia comenzó a funcionar desde hoy en el hospital Abel Gilbert Pontón, del Suburbio de Guayaquil. El área tiene capacidad para 26 pacientes y fue habilitada en donde hasta hace un mes se ubicaba la capilla de esta casa de salud.

Este es uno de los cambios que se realizó tras el llamado de atención que hizo el presidente Rafael Correa para mejorar la atención a los usuarios. El Mandatario dio el plazo de un mes, que se cumple este sábado 1 de octubre, para descongestionar las áreas de consulta externa y emergencia.

Los trabajos de remodelación continúan en los consultorios, en la farmacia y el espacio donde se almacenaban las historias clínicas desapareció. Este será reemplazado por el smart bunker, un sistema computarizado que por ahora está en fase de instalación. Este equipo tiene 405 conexiones para que los médicos puedan revisar los datos de los pacientes en computadores instalados en sus consultorios.

Sin embargo, las quejas se mantienen en algunas áreas. Esta tarde, Marjorie Vera esperó por casi dos horas un cupo para que atiendan a su hijo de 2 años en emergencia. "Se demoran mucho y no hay medicinas, nos hacen esperar por gusto", reclamó la mujer.

Otros usuarios se quejaron de atención en Cardiología. El área también está en remodelación y fue trasladada a otro espacio. Pero hoy, a las 16:00, ya no había atención. "Necesito un electrocardiograma de urgencia y no hay nadie. Dicen que los médicos trabajan más horas, pero es mentira", dijo Ninfa Rivas. Una de las disposiciones del Ministerio de Salud fue el incremento en el horario de trabajo de los médicos, quienes pasaron de cuatro a ocho horas de labores.

En tanto que el tomógrafo del hospital nuevamente se averió. Pero ayer en la tarde, tras una breve visita del ministro de Salud, David Chiriboga, el aparato comenzó a funcionar.

Las obras serán entregadas la próxima semana. Se espera que el presidente Rafael Correa haga un recorrido por el lugar.

Califique
2
( votos)