Tiempo de lectura: 3' 32'' No. de palabras: 540

El edificio del Hospital Público de Ambato, que tiene 46 años, es obsoleto y su equipamiento médico cumplió su vida útil, aseguran las autoridades provinciales de Salud.

La atención a este nosocomio no fue una prioridad dentro de la emergencia sanitaria que se declaró en enero pasado. Esto porque las anteriores autoridades estaban seguras de que el edificio sería derrocado y que el Ministerio de Salud Pública financiaría la construcción de uno nuevo.

Una consultora elaboró los planos del nuevo hospital, que ya fueron ingresados al Departamento de Planificación del Municipio de Ambato. La obra, sin embargo, está pendiente porque ni el Ministerio ni el hospital poseían las escrituras de propiedad de la antigua edificación.

El inconveniente se solucionó con un proceso jurídico de posesión efectiva. El MSP asignó USD 3 millones para una primera etapa que se prevé construir este año. “Para el 2012 habrá un presupuesto de USD 43 millones”, aseguró el director provincial de Salud, Enrique Lanas.

La nueva infraestructura tendrá capacidad para 400 camas, pero se requerirán otros USD 19 millones para equipo médico.

Hace tres meses, el presidente de la República, Rafael Correa, reconoció que las instalaciones internas, como de luz y agua, están obsoletas. “No se puede realizar una remodelación, hay que construir uno nuevo”.

Actualmente, el hospital recibe mantenimiento básico, pero diariamente recibe pacientes que llegan de la Sierra centro.

Jorge Huashco, de 30 años, quien vive en Pilahuín, al sur de Ambato, es un usuario frecuente debido a que sufre de epilepsia.

Él suele retirar de la farmacia del hospital 50 pastillas cada 15 días, pero siempre tiene que solicitar ayuda a su hermano para obtener un turno.

Aunque los quirófanos están por colapsar, se atienden 40 operaciones diarias entre partos, cesáreas, neurocirugías y cirugías de abdomen, próstata, etc.

Para paliar el problema, el Gobierno firmó un acuerdo por dos meses para que el hospital Millennium y la Clínica Durán atiendan a pacientes que se benefician con el Bono de Desarrollo Humano (BDH).

Sobre ese acuerdo, el director del HPA, Franklin Escobar, explica que solo autorizó dos transferencias a las instituciones privadas. “A los ambateños les gusta atenderse en nuestra propia casa de salud”.

Una sección en la que se evidencia la cantidad de pacientes que se atienden en el HPA es la de Estadística. Esa área se construyó para archivar las historias clínicas de 100 000 pacientes. Ahora cuenta con 364 309.

Parte de la información aún se maneja de forma manual. La sistematización requiere una inversión de USD 10 000.

En esos registros consta que de enero a mayo de este año se atendió a 88 027 personas en todas las especialidades.

Las áreas críticas

Según Rodrigo Jordán, secretario del Sindicato de Trabajadores, en la lavandería solo funcionan dos de las cuatro máquinas. La secadora está dañada.

En la cocina solo se utilizan los utensilios básicos. Hay maquinaria industrial para preparar los alimentos, pero el piso y las cañerías están deteriorados.

Hasta febrero se requería la creación de 180 partidas presupuestarias para médicos, enfermeras y técnicos.

Califique
2
( votos)