Tiempo de lectura: 1' 42'' No. de palabras: 291

Las frecuencias cerebrales aparecen como líneas irregulares en la pantalla de un computador. La información llega a la máquina a través de un manojo de electrodos, que cubren la cabeza de una paciente.

Los equipos comenzaron a operar en el Centro de Investigación Cerebral (CIC). En este espacio del Instituto de Neurociencias, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, se evaluarán y se dará tratamiento a las epilepsias y otros desórdenes convulsivos. También investigarán los trastornos de la memoria, demencias y las alteraciones del sueño.

Fabrizio Delgado, director técnico del Instituto, explica que cuentan con equipos que permitirán realizar análisis profundos, como electroencefalógrafos digitales y monitoreos con video encefalografía. “Esto nos ayudará a detectar trastornos de difícil diagnóstico, como las epilepsias refractarias (que no pueden ser controladas con medicación)”.

En el CIC también se podrán realizar polisomnografías. Mediante esta técnica los especialistas podrán estudiar los fenómenos fisiológicos que acontecen en el sueño. Durante la exploración se registra una serie de señales fisiológicas, como la actividad cerebral, ritmo cardiaco, respiración, actividad muscular, movimientos corporales, ronquidos, entre otros.

“La población local sufre varios de estos trastornos del sueño. El insomnio no es el único, también hay un porcentaje elevado de apneas obstructivas, que tiene muchas consecuencias, por ejemplo, en los accidentes de tránsito”, indicó Delgado.

Las apneas obstructivas se presentan con somnolencia diurna (quedarse dormido durante el día), ronquidos fuertes, sueño intranquilo, períodos de contención de la respiración.

Las personas que deseen realizarse un chequeo pueden acudir a consulta externa del Instituto de Neurociencias.

Califique
2
( votos)