Tiempo de lectura: 1' 46'' No. de palabras: 279

La Fundación Natura abandona el país luego de 35 años de servicios ambientales en Ecuador. El motivo: desde el 2011 que le debe a la empresa Interaseo, encargada del relleno sanitario de Quito, USD $4,5 millones.

La Fundación cerró sus oficinas de Guayaquil, Riobamba, Macas y Esmeraldas hace una semana. Esto, por la falta de presupuesto para mantener los proyectos.

Roque Sevilla, fundador y presidente de Fundación Natura durante 10 años (en la década de los 80), cree que es una pena que la entidad haya tenido que cerrar porque ha sido un ejemplo en toda América Latina en temas ambientales.

“Perder esta institución es una pérdida lamentable para el país, fue una organización excepcional creada por ecuatoriano”, agrega. Entre los proyectos más relevantes, Sevilla nombra la recuperación de rellenos sanitarios, el control de plaguicidas, la colaboración para la creación de la reserva Pasochoa, el liderazgo en el primer canje de la naturaleza en el mundo…

El inconveniente de la Fundación que le cuesta salir del país fue por un contrato para el manejo del relleno sanitario. Esta actividad estuvo a cargo de la Fundación Natura desde noviembre del 2003, y en el 2007 se firmó un contrato con Interaseo por 15 años para que la empresa sea la encargada de enterrar la basura que llega hasta el relleno sanitario de El Inga. Pero cuatro años después -en el 2011- se dio por terminado el contrato.

Sevilla considera que el Municipio “hizo muy poco por darse cuenta de la trascendencia de la institución y que aplicó las mismas reglas como para una contratista cualquiera”.

Califique
2
( votos)