Tiempo de lectura: 1' 18'' No. de palabras: 191

El juez decimoquinto de Garantías Penales de Pichincha, Freddy San Martín, llamó a juicio a Rommel Patricio Herrera Márquez y a su cónyuge Lupe Teresa Guanoquiza Garzón, como presuntos autores del delito de peculado y enriquecimiento ilícito.

Según la Fiscalía, Herrera cuando era contador del Centro de Salud número 8, de Cotocollao, en Quito, desvió cerca de USD 4 millones porque tenía acceso a las claves del Sigef (Sistema de Gestión Financiera del Ministerio de Finanzas).

El procesado, que guarda prisión preventiva desde julio del 2011, realizó varias transferencias hacia cuentas personales y de varios de sus familiares consanguíneos y políticos, entre enero 2008 y junio 2011.

Además, el Juez dictó auto de llamamiento a juicio contra Juan Freddy Guanoquiza Garzón (cuñado de Herrera) y Natasha Josefina Ordóñez (funcionaria del Departamento de Pagaduría), como presuntos cómplices. En calidad de presuntos encubridores están llamados a juicio otros funcionarios del Centro de Salud. También dispuso la prohibición de enajenar los bienes de los implicados y el bloqueo de las cuentas personales de algunos de ellos.

Califique
2
( votos)