Tiempo de lectura: 3' 59'' No. de palabras: 653

Ecuador quiere "patear el tablero" con ideas "audaces" en la próxima Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), en la que espera el apoyo de Francia para la inclusión del tema cultural en las discusiones, informó hoy la ministra coordinadora de Patrimonio, María Fernanda Espinosa.

"Estamos esperando nosotros poder patear el tablero y plantear ideas que tienen creatividad, audacia, pero también un profundo sentido de la realidad", dijo la ministra en una reunión con periodistas.

Espinosa recordó que la propuesta central de Ecuador frente a la Conferencia, que se desarrollará en Brasil del 20 al 22 de junio venidero, gira en torno al paradigma del "Buen Vivir" como una alternativa al desarrollo.

Además, pretende impulsar la declaración universal de los derechos de la naturaleza, como consta en la Constitución ecuatoriana, y que se refiere, entre otros, al derecho a existir, a garantizar los ciclos ecológicos de mantenimiento y reproducción, y a la reparación de los años ambientales.

Ecuador propone también buscar el establecimiento de un nuevo orden económico internacional y una nueva arquitectura financiera.

El país andino impulsa la aplicación de impuestos a las transacciones financieras internacionales y que las economías desarrolladas paguen un gravamen por la compra de petróleo, además de que se dé una compensación económica a las naciones que deciden evitar emisiones de dióxido de carbono.

En eso consiste el proyecto Yasuní-Ishpingo Tambococha Tiputini (ITT), mediante el cual Ecuador propone no explotar una gran reserva de crudo en la Amazonía a cambio de aportaciones extranjeras por valor de 3.600 millones de dólares.

En la cita de Río, Ecuador propondrá además incluir en el pilar del desarrollo sostenible el tema de la cultura como articuladora y generadora del equilibrio entre lo económico, social y ambiental.

Según el Ministerio de Patrimonio, en el capitalismo se instrumentaliza a la cultura a favor de la economía lo que "lo que provocó la homogeneización de la sociedad y la desvalorización de las diversidades".

Con este nuevo enfoque, Ecuador plantea recuperar a las culturas como fundamento en la construcción de sociedades sostenibles, "dada la incidencia directa en la calidad de vida de la población, al potenciar modelos de economía popular y solidaria, promover respeto a los derechos humanos y a la sabiduría ancestral", entre otros.

"La humanidad no va a cambiar si no existe un cambio de valores, si no existe un profundo cambio cultural", dijo Espinosa al comentar que Francia está interesada en apoyar esta propuesta ecuatoriana en torno a la inclusión de la cultura en las discusiones.

La funcionaria comentó que en la Conferencia Río+20 esperan lograr "acuerdos mínimos" sobre temas fundamentales con la región a través de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Para Espinosa, las reuniones internacionales sobre medioambiente "no resuelven los problemas de humanidad pero sí generan una hoja de ruta, un camino, un horizonte para ver por dónde vamos a caminar".

"En Río estamos esperando escuchar quién es quién", señaló la ministra, al asegurar que las negociaciones siempre son "muy complicadas".

Con miras a Río+20, Ecuador ha desarrollado talleres y ha informado sobre la posición del país a fin de divulgar las propuestas y para avanzar en ese camino espera el apoyo de Michele Bachelet, expresidenta chilena y actualmente encargada de la agencia de las Naciones Unidas para la igualdad de género (ONU Mujeres).

Bachelet participará en un foro sobre Río+20 que se desarrollará en Ecuador entre el 15 y 16 de junio próximo, confirmó Espinosa, quien comentó que el presidente del país andino, Rafael Correa, "podría" asistir a la Conferencia en Río de Janeiro.

Califique
2
( votos)